Una mujer, en la playa, mostrando sus codos. | Imagen referencial: Pexels
Una mujer, en la playa, mostrando sus codos. | Imagen referencial: Pexels

Los codos resecos es un problema muy común que padecen muchas personas, pero no por eso los vamos a normalizar porque resulta bastante incómodo y, además, afecta nuestra imagen. En la siguiente nota te traemos algunos para rehidratar la y no tengas miedo de lucir dicha zona.

MIRA TAMBIÉN | Qué son y para qué sirven las bolsitas que vienen en las cajas de zapatos

De acuerdo al portal , el roce con superficies duras, ya sea una mesa o piso cuando haces ejercicios, es una de las principales causas de la resequedad en los codos. Asimismo, también puede influir el material de la ropa y si tomas un duchazo prolongado con agua muy caliente.

Sin más preámbulos, te decimos de qué manera devolverle la suavidad con sencillos remedios caseros.

Remedios caseros para la sequedad de los codos

Bicarbonato de sodio

Según el portal Cuerpo y Mente, citado por la página web , el bicarbonato es un gran aliado para deshacerse de las células muertes y también puede reducir la decoloración oscura, ello que resulta muy incómodo.

Solo debes mezclar una cucharada de bicarbonato de sodio con media cucharada de leche. ¿Estamos bien? El siguiente paso será masajear la zona durante dos minutos. Por último, elimina la mezcla con agua tibia y humecta la zona con una crema para la piel.

Miel

¿Miel? Por supuesto que sí. De acuerdo al medio citado anteriormente, la miel tiene un efecto antiinflamatorio que proporciona minerales importantes para el cuidado de la piel.

Lo único que deberás hacer para obtener esta mezcla es agregar tres cucharadas de miel en un recipiente, después calentarlo a fuego bajo. Posteriormente, aplícalo en los codos y déjalo actuar durante media hora. Una vez pasado el tiempo, limpia la zona con agua tibia y sécate con una toalla. Eso sí, evita frotarlo.

Aceite de oliva

El aceite de oliva es un excelente ingrediente para recetas de comida, pero también le aporta muchos nutrientes en la piel. El procedimiento es sencillo: debes calentar la cantidad deseada y luego aplicarlo en los codos. Al igual que la miel, limpia la zona con agua tibia y sécate con una toalla sin frotar.

Limón y sal

Para este remedio casero, solo debes mezclar una cucharada de aceite de oliva, dos cucharadas de jugo de limón y media taza de sal. Tras obtener una pasta homogénea, frótate en los codos y déjalo actuar durante 10 minutos.


Síguenos en nuestras redes sociales: