TRUCOS CASEROS | Los pies están propensos a las bacterias y virus, no por nada están sobre el suelo casi las 24 horas. Procura su buen aseo y desinfección para evitar la piel inflamada, ardor y las ampollas. (Foto: @Freepick)
TRUCOS CASEROS | Los pies están propensos a las bacterias y virus, no por nada están sobre el suelo casi las 24 horas. Procura su buen aseo y desinfección para evitar la piel inflamada, ardor y las ampollas. (Foto: @Freepick)

Si acostumbras a andar por la vida descalzo y tiendes a caminar por barro, tierra o piso húmedo, entonces los hongos son tu peor enemigo. Ya sea que tengas una piel morena y de buena genética, es mejor evitar el Pie de Atleta y las bacterias que vuelven a tu pies escamosos y enrojecidos, ¿Hay una forma de prevenirnos o disminuir los efectos?, para incorporar a tu vida.

Mira también:

Ten en cuenta que los pies están expuestos a las bacterias, virus y hongos que esperan por huéspedes desde el piso. Uno de los lugares en dónde proliferan con facilidad son las piscinas, saunas y duchas públicas al condensar la humedad y de los que te hablamos, como la micoasis cutánea.

¿Cómo cuidar nuestros pies de los hongos?

No olvides que los hongos suelen manifestar sus dolencias a través de las uñas y la piel: picazón, ardor, grietas e inflamación en la dermis de pies son señales clásicas de alerta. Aunque pueden aparecer en otras partes del cuerpo, las extremidades bajas son particularmente sensibles a estos efectos.

Para evitar las odiosas ampollas y el hongo más popular llamado Pie de Atleta, , especialmente si transpiras mucho al andar con calzado o tienes esta piel al intemperie:

  • Mantén tus pies limpios y secos: procura lavar estas extremidades, al menos, 1 vez al día. Usa agua y jabón neutro entre los dedos y siempre sécate antes de colocarte calzados, esto evitará crear un ambiente apto para los hongos.
  • Evita ir descalzo en lugares público: estos agentes patógenos están muy involucrados con la humedad y también las zonas cálidas. Además, suelen ser contagiosos entre los afectados. Es vital que te acostumbres a las chanclas o sandalias.
  • Procura el cambio de calcetines y el calzado: es conveniente dejar airar y ‘descansar’ tus zapatos entre usos; trata cambiarlos regularmente, especialmente si sufres de sudoración excesiva.
  • Desajusta los pasadores: si el interior de tus zapatos o zapatillas están ajustados, esto elevará la temperatura para dar pie a que los hongos proliferen. Puedes intentar vestir calzados a partir del cuero y usar medias de fibra sintética para mantener a raya la humedad.
  • Ten tus uñas cortas y uniformes: si tu hábito de cortarte las uñas te genera heridas o lastiman las capas de tu piel, las bacterias de todo tipo tienen más facilidades para afectarte.
  • Usa talco para los pies: trata de espolvorear el talco a tus pies diariamente, una vez estos estén secos y limpios. Hay algunos hechos especialmente para mantener alejados a los hongos; los puedes comprar en farmacias y no suelen estar caros.
  • De hecho, hay polvos antimicóticos que se compran en las farmacias y que se aplican dentro del zapato; así tendrás los hongos a raya.

¿Este truco casero te pareció interesante y aprendiste un poco más sobre la limpieza y el cuidado de tu hogar sin invertir mucho dinero? Como este ‘hack’, . Te invitamos a conocerlos y ponerlos en práctica. Para ello, para más trucos caseros en Mag, y listo. ¿Te animas?

Contenido sugerido

Contenido GEC

No te pierdas