Lo más recomendable es aplicarse cada 2 horas incluso cuando se está en casa y más aún en el exterior. (Foto: Armin Rimoldi / Pexels)
Lo más recomendable es aplicarse cada 2 horas incluso cuando se está en casa y más aún en el exterior. (Foto: Armin Rimoldi / Pexels)

¿Lo estás haciendo de manera adecuada? ¿Te arde la piel del rostro? Llega el verano y con el calor más de uno quiere lucir un bronceado perfecto y buscar el momento adecuado para disfrutar del sol a pese a la pandemia del . Si está en tus planes ir a la playa o la piscina, además de prevenir un posible contagio, hay que tener en cuenta lo importante que es proteger la del rostro y del cuerpo y para ello, el protector solar es el mejor aliado, eso sí, no se debe usar el mismo producto en todas las áreas que van a estar expuestas.

MÁS INFORMACIÓN | Verano 2021: 6 consejos para armar una correcta rutina de belleza

Este se debe aplicar a diario, ya que los rayos UV pueden traspasar las nubes e incluso el vidrio, por lo que al estar en casa también se debe recurrir a él luego de la rutina de limpieza que ayuda a eliminar todas las partículas que se adhieren a la piel.

Cómo elegir el adecuado

En verano se debe seguir una rutina de protección al momento de salir de compras, pasear a nuestras mascotas o tomar sol en la terraza.

“Para prevenir los daños que genera el sol en la piel es necesario incluir en nuestra rutina de belleza, después de la hidratación, el uso del protector solar con factor alto en protección diariamente. Además, según el tipo de piel, se recomienda elegir un protector con FPS 30 a 50. Para pieles mixtas o grasas, lo mejor será usar un producto con fórmula libre de aceites y con toque seco”, menciona Verónica Muchnik, dermatóloga de Natura marca que tiene la línea Fotoequilibrio que brinda protección contra el envejecimiento solar (UVA) y contra las quemaduras solares (UVB).

La especialista es enfática al afirmar que no se debe usar en el rostro el mismo protector solar del cuerpo, ya que la piel del rostro es más fina, está más expuesta y propensa a arrugas y manchas.

Además, se debe aplicar el protector solar 30 minutos antes de la exposición al sol, más aún si es entre las 11:00 a. m. y las 4:00 p. m. y volver a echar cada dos horas para que no disminuya la protección.

Protege labios, nariz y orejas

Estas partes de nuestro rostro son olvidadas a menudo y necesitan la misma protección. Opta por bálsamos labiales resistentes al agua para proteger estas zonas. Además, los especialistas de Hawaiian Tropic aconsejan buscar un protector solar que además de proteger tu piel del sol, presente componentes que la cuiden de la contaminación ambiental. Por ejemplo, el extracto de té verde y vitaminas presentes en la loción solar Ozono Duo Defence, proporcionan una capa protectora sobre la piel y ayudan a reducir los efectos de la polución que está presente incluso en ambientes internos.

Qué hacer después de la exposición

Para evitar la pérdida de líquido con la transpiración al estar bajo el sol, es vital beber agua o jugos de frutas naturales, comer , así como hidratar la piel luego de estar expuesta al sol. Para ello, existen cremas post-solares que humectan, refrescan y previenen lesiones.

Por su parte, la Liga Contra el Cáncer a través de su campaña “Ahora Protégete del Sol” aconseja realizarse un chequeo de cáncer de piel una vez al año, si se detecta alguna anomalía en alguna parte de su cuerpo que ha sido expuesta al sol así como usar accesorios de protección solar como sombreros de ala ancha y gafas de sol con filtro UV 400, dado que los ojos podrían sufrir severos daños como quemaduras en las córneas, cáncer a los párpados y cataratas en el caso de los adultos mayores. Asimismo, el uso de sombrillas de colores intermedios, para protegernos de la luz del sol en todo momento.