Esta muestra extraños ‘huevos de hielo’ que aparecieron en una playa de Finlandia y la imagen se hizo viral hoy en Facebook e Instagram. (Risto Mattila)
Esta muestra extraños ‘huevos de hielo’ que aparecieron en una playa de Finlandia y la imagen se hizo viral hoy en Facebook e Instagram. (Risto Mattila)

Tiene a todos desconcertados. La madre naturaleza tiene una colección propia de bolas de hielo que se asemejan mucho a unos huevos y que conserva en una playa de Finlandia. Hay algunas que son del tamaño de una pelota de tenis y otras que miden como un balón de fútbol. Cada una es de diferente tamaño y no hay dos iguales. El extraño fenómeno meteorológico es entre los usuarios gracias a una foto que muestra el fenómeno.

El fotógrafo aficionado Risto Mattila y su esposa estaban paseando por la playa Marjaniemi en la isla Hailuoto, situada en el Golfo de Botnia entre Finlandia y Suecia, cuando descubrieron un área de 30 metros de la orilla completamente cubierto por estas singulares bolas que ha dejado perplejo a más de una persona.

“El huevo más grande era del tamaño de una pelota de fútbol. Fue increíble. Nunca antes había visto este fenómeno, escribió Mattila en la foto que publicó a través de su cuenta de Instagram y que se hizo viral en Facebook. De acuerdo a los expertos, el fenómeno ocurre por un proceso raro en el que el viento y el agua hacen rodar pequeños trozos de hielo.

Jouni Vainio, especialista del Instituto Meteorológico de Finlandia, afirma que la presencia de ‘huevos de hielo’ no son habituales pero puede ocurrir una vez al año con las condiciones climáticas adecuadas.

“Se necesita una temperatura del aire determinada (por debajo de cero grados), la temperatura del agua correcta (cerca del punto de congelación), una playa de arena poco profunda y suave pendiente y olas tranquilas, tal vez un ligero oleaje”, detalla Vainio.

Otoño es la estación perfecta en Finlandia para que se den todas estas condiciones climáticas para crear este fenómeno. “También es necesario algo que actúe como núcleo. El núcleo comienza a recoger hielo a su alrededor y el oleaje lo mueve a lo largo de la playa, hacia adelante y hacia atrás. Una pequeña superficie de la bola se moja, se congela y se hace más y más grande”, añade Vainio.

Te puede interesar

TAGS RELACIONADOS