• El pavo fue rescatado de una granja industrial cuando apenas tenía cinco semanas de nacido mientras que el can fue salvado de una granja de carne de perros surcoreana. (Foto: @minnow.and.blossom en Instagram)
    1/5

    El pavo fue rescatado de una granja industrial cuando apenas tenía cinco semanas de nacido mientras que el can fue salvado de una granja de carne de perros surcoreana. (Foto: @minnow.and.blossom en Instagram)

  • El pavo pasa sus días a lado de su compañero canino jugando, comiendo y divirtiéndose, como lo muestran las publicaciones que su dueña hace de ambos en las redes sociales. (Foto: @minnow.and.blossom en Instagram)
    2/5

    El pavo pasa sus días a lado de su compañero canino jugando, comiendo y divirtiéndose, como lo muestran las publicaciones que su dueña hace de ambos en las redes sociales. (Foto: @minnow.and.blossom en Instagram)

  • El pavo pasa sus días a lado de su compañero canino jugando, comiendo y divirtiéndose, como lo muestran las publicaciones que su dueña hace de ambos en las redes sociales. (Foto: @minnow.and.blossom en Instagram)
    3/5

    El pavo pasa sus días a lado de su compañero canino jugando, comiendo y divirtiéndose, como lo muestran las publicaciones que su dueña hace de ambos en las redes sociales. (Foto: @minnow.and.blossom en Instagram)

  • El pavo pasa sus días a lado de su compañero canino jugando, comiendo y divirtiéndose, como lo muestran las publicaciones que su dueña hace de ambos en las redes sociales. (Foto: @minnow.and.blossom en Instagram)
    4/5

    El pavo pasa sus días a lado de su compañero canino jugando, comiendo y divirtiéndose, como lo muestran las publicaciones que su dueña hace de ambos en las redes sociales. (Foto: @minnow.and.blossom en Instagram)

  • El pavo pasa sus días a lado de su compañero canino jugando, comiendo y divirtiéndose, como lo muestran las publicaciones que su dueña hace de ambos en las redes sociales. (Foto: @minnow.and.blossom en Instagram)
    5/5

    El pavo pasa sus días a lado de su compañero canino jugando, comiendo y divirtiéndose, como lo muestran las publicaciones que su dueña hace de ambos en las redes sociales. (Foto: @minnow.and.blossom en Instagram)

El perro es el mejor amigo del hombre, sin duda alguna, pero en el caso del peludo protagonista de esta historia proveniente de Estados Unidos, ese honor se lo reservó para un pavo. ‘Minnow’, un can rescatado de una granja de carne de perros surcoreana, y ‘Blossom’, un ave de corral salvada de una granja industrial cuando apenas tenía cinco semanas de nacida, pasan sus días en la casa de una mujer de gran corazón que les dio una segunda oportunidad de vivir como familia.

Si bien a veces se acurrucan, en otras ocasiones este par de hermanos pelea para ver a cuál de los dos le toca jugar con un flamengo de peluche. De cualquier modo, ninguno tolera estar separado del otro, algo que quedó evidenciado cuando después de pasar un tiempo en su casa y ver que su tamaño aumentaba, su rescatista decidió que sería una buena idea de que se mudara a un lugar más apropiado para ella junto a otras aves de su misma especie.

Sin embargo, el empezó a sentirse sola y triste. Simplemente se quedaba parada como preguntándose qué hacía allí y fue así que su madre adoptiva decidió llevarla de vuelta a casa donde podría volver a ver televisión, comer pastel de calabaza y pasar cada día a lado de su inseparable compañero ‘Minnow’. A ambos les gusta hacer las mismas cosas como nadar, pasear por el patio trasero, buscar bichos extraños, comer césped y hasta salir de caminata.

Cuando llegan a casa, tanto a ‘Minnow’ como ‘Blossom’ le gusta dormir la siesta y después, se levantan para comer deliciosos bocadillos que su madre adoptiva les prepara con mucho amor. Ambos viven sin problemas pero cada cierto tiempo, el ave de corral necesita estar a solas para empollar sus huevos. Aunque el la pasa mal, siempre intenta sentarse lo más cerca que puede del nido pese a que no puede jugar con él, informó el canal Dodo Kids en .

Pero ‘Blossom’ siempre vuelve ya que nunca podrá olvidar a ‘Minnow’. Estos dos mejores amigos no podrían estar más que agradecidos con la mujer de buen corazón que los rescató de las deplorables condiciones en las que vivían y la familia que formaron, un verdadero ejemplo de lo que es el aprovechar el día a día y mostrar nuestra gratitud por todo lo que tenemos.

TAMBIÉN PUEDES LEER