Jomari Goyso es estilista y conductor de Univision para el programa "TV y Novelas". (Foto: Jomari Goyso / Instagram)
Jomari Goyso es estilista y conductor de Univision para el programa "TV y Novelas". (Foto: Jomari Goyso / Instagram)

A inicios de mayo de 2018, publicó su libro autobiográfico, “”. A lo largo de sus 286 páginas, el estilista de estrellas y presentador de televisión, que antes trabajó en “”, recuerda muchos momentos importantes en su vida. De forma valiente, puso al descubierto sus sentimientos y miedos.

¿Qué hace Jomari goyso? Pues es un estilista, maquillador, diseñador y conductor de televisión, por lo que conoce de cerca lo que es trabajar con celebridades. Algunas de sus clientas han sido , Kristen Bell y Celine Dion. No obstante, no siempre fue una figura tan cercana a las estrellas.

Nació el 11 de octubre de 1981 en La Rioja, , zona conocida por su producción de vinos. Curiosamente, su padre se llama José María y su madre, María José, como si fueran dos caras de una misma moneda. De niño, pasó por momentos muy difíciles, porque su progenitor lo consideraba “rarito” y sus compañeros de colegio lo acosaban.

Sin embargo, su infancia no es el único aspecto que exploró en “Desnudo”, pues también contó las razones que lo llevaron a irse de su país y todos los caminos que lo llevaron a ser un personaje conocido en Estados Unidos y Latinoamérica.

LAS REVELACIONES QUE JOMARI GOYSO HIZO EN SU LIBRO

Antes de llegar a ser un exitoso estilista y presentador de televisión, Jomari Goyso pasó por momentos muy complicados en su vida. Algunos fueron agobiantes, pero otros le dieron mucha alegría.

1. Las amenazas de suicidio

Quizás las situaciones más difíciles que pasó fueron durante su infancia. Se sentía muy presionado por no poder cumplir con las expectativas de su padre, quien quería que su único hijo hombre se dedicara a la tierra y el cultivo. Como eso no era lo suyo, siempre huía del ambiente familiar.

Luego de la muerte de su abuelo, se sintió muy afectado y quiso lanzarse de un muro alto, pero su abuela lo convenció de no hacer una locura.

Recuerdo que siempre le gritaba a mi madre: ¡Me voy a tirar por la ventana, me voy a tirar!”, dijo Jomari en su libro.

2. Víctima de acoso escolar

Debido a que de pequeño tenía sobrepeso, sus compañeros de escuela lo insultaban y lo golpeaban. La única respuesta de Jomari era correr con todas sus fuerzas para escapar de sus abusadores.

Cuando su padre se enteró que era víctima de “bullying”, no quiso intervenir y dijo que su hijo debía defenderse solo. Sin embargo, aunque quizás lo que quería era que devolviera los golpes, a Jomari no le gustaba la violencia. Por ello, utilizó todo tipo de trucos para evadir los golpes.

Aunque trató de ocultarlo, este abandono por parte de su padre, lo marcó por mucho tiempo.

Niños riéndose de un compañero de clase. El acoso escolar, también conocido como "bullying" en inglés, puede tener graves secuelas en los niños o adolescentes (Foto: Freepik)
Niños riéndose de un compañero de clase. El acoso escolar, también conocido como "bullying" en inglés, puede tener graves secuelas en los niños o adolescentes (Foto: Freepik)

3. Cuando lo acorralaron con un cuchillo

El estilista recuerda perfectamente que cuando tenía 13 años, específicamente el 31 de agosto, caminaba por su su vecindario, en Igea, cuando tres jóvenes lo llevaron a la orilla de un río y trataron de atacarlo.

Uno de ellos, le colocó un cuchillo en el cuello, mientras que otro le decía que lloraba como “una nena” y le bajó los pantalones. Afortunadamente, un auto apareció y asustó a los maleantes. Jomari aprovechó para marcharse sin que “la maldad” se completara.

Este relato no dejó muy claro a lo que se refería, por lo que en una entrevista contó que no se trató de una violación, pero sí de un abuso. La experiencia traumática, la cual no contó a su familia, fue uno de los motivos principales para marcharse de su pueblo.

4. El amor de su abuela

Una de las partes más hermosas de su niñez fue su abuela paterna, Rosalía. Ella era su cómplice y quien le repetía constantemente lo valioso que era. Muy pronto, se dio cuenta que su nieto estaba atrapado en el ambiente pequeño y cerrado en el que vivían, por lo que debía extender sus alas y volar.

Tú has nacido para estar en la televisión y para triunfar”, le dijo su abuela.

5. Desórdenes alimentarios y su imagen corporal

Como es de esperarse, los constantes abusos que sufrió de niño debido a su cuerpo, tuvo graves consecuencias en su autoestima y la visión que él tenía de sí mismo. En un intento desesperado para bajar de peso, empezó a vomitar todo lo que comía, algo que se conoce como “Bulimia”.

Cuando cumplió los 18 años, se pagó una liposucción. No obstante, la intervención no le dio los resultados que esperaba. Tras bajar de peso, le quedaron muchas estrías, algo normal ante un cambio tan rápido, pero Jomari trató de cubrirlos con tatuajes.

Jomari Goyso, de 40 años, luce su pecho descubierto y muestra sus tatuajes en sus redes sociales (Foto: Jomari Goyso / Instagram)
Jomari Goyso, de 40 años, luce su pecho descubierto y muestra sus tatuajes en sus redes sociales (Foto: Jomari Goyso / Instagram)

6. Su primera vez fue con una mujer mayor

A los 14 años, conoció a una mujer que era una década mayor que él. Esto sucedió en el bar de su tía Isabel. Una noche, la muchacha lo invitó a una piscina que se encontraba cerca y ambos se saltaron al agua desnudos. Lo demás lo dejamos a su imaginación

Al día siguiente, se despertó confundido pues no sabía si se trataba del amor que tantos deseaban o el “sexo” que comentaban sus amigos.

Yo seguía perdido, sin encontrar respuesta, ni el camino”, comentó, pues claramente no tenía la edad suficiente para una experiencia así.

7. Preparó bolsas para vender cocaína

Aunque él no consumía drogas ni alcohol, en un afán por ser aceptado por sus amigos, ayudó a fabricar las bolsas de plástico que sus compañeros usaban para vender cocaína.

Me sentía aceptado, me sentía parte de algo, aunque obviamente no era algo fantástico, ni de lo que me pudiera sentir muy orgulloso”, confesó.

8. El uso indiscriminado de hormonas

Continuando con su dismorfia corporal, intentó perfeccionar aún más su cuerpo. Como los ejercicios no estaban funcionando como quería, decidió inyectarse hormonas para acelerar el proceso.

Se administraba tres inyecciones diarias y, luego de unos meses, descubrió que tenía una “bola dura” en una nalga y otra en el pecho. La del glúteo estaba infectada y tuvo que curarse con antibióticos.

Las inyecciones hormonales en ocasiones son utilizadas para acelerar el crecimiento del músculo, pero su administración debe ser supervisada por un médico (Foto: Freepik)
Las inyecciones hormonales en ocasiones son utilizadas para acelerar el crecimiento del músculo, pero su administración debe ser supervisada por un médico (Foto: Freepik)

9. Su orientación sexual

Pese a que no mencionó la palabra “bisexualidad” o “pansexualidad”, aseguró que él podría enamorarse de un hombre, mujer o ambos. Sin embargo, en el momento que escribió el libro, le tenía un poco de miedo al amor.

Específicamente, en el capítulo “El morbo sin más”, criticó a las personas que viven indagando sobre la sexualidad de los demás.

Me imagino que lo hacen porque les da miedo asumir la suya en libertad”, acotó.

10. Cuando prefirió renunciar que insultar a alguien

Algo muy esperado, fue su relato del incidente que involucraba la participación de Ana Patricia Gámez en una de las temporadas de “Mira Quién Baila”.

Cuando el experto en moda hizo su análisis en “Despierta América” sobre dicho desempeño, resaltó un error que tuvo Gámez en la pista de baile. Sin embargo, esto despertó una discusión acalorada y contó que, al no poder defender su posición con calma, prefirió marcharse para no crear más conflicto.

Quedarse a hacer daño con las palabras jamás ha sido mi estilo”, aseguró.