Isabel II del Reino Unido. (Foto: AFP)
Isabel II del Reino Unido. (Foto: AFP)

Un error de protocolo llevó a muchos a pensar que la reina había llegado a uno de sus eventos favoritos del año. El jueves, en el tercer día de Royal Ascot, se izó en el recinto en el que tienen lugar las carreras de caballos una bandera con un supuesto escudo de armas de la soberana, que llevó a muchos a pensar que la monarca de 96 años se había hecho presente en el compromiso. Esta es la historia.

Después de todo, la reina Isabel II del Reino Unido es conocida por su amor por los caballos, e incluso tiene algunos compitiendo en las carreras del jueves, por lo que no es improbable que intente asistir al evento anual a pesar de sus continuos problemas de movilidad y salud de las últimas semanas.

Estandarte Real de la princesa Ana del Reino Unido. (Foto: Wikimedia Commons)
Estandarte Real de la princesa Ana del Reino Unido. (Foto: Wikimedia Commons)

Por qué la gente creía que Isabel II había llegado

La bandera que se izó era en realidad el Estandarte Real de la hija de la reina Isabel II, la princesa Ana del Reino Unido, que asistió al evento de carreras de caballos. Las dos banderas son bastante parecidos, por lo que es fácil entender por qué hubo cierta confusión sobre lo ocurrido.

Asimismo, el estandarte real del príncipe Carlos flameó en el hipódromo el martes y miércoles cuando asistió.

Estandarte Real de la reina Isabel II del Reino Unido. (Foto: Wikimedia Commons)
Estandarte Real de la reina Isabel II del Reino Unido. (Foto: Wikimedia Commons)

El Royal Standard ondea en las residencias reales, pero solo cuando la monarca está presente. Entonces, si estás visitando el Palacio de Buckingham, el Castillo de Windsor o la Casa de Sandringham y ves que el Estandarte Real está izado, eso significa que la reina Isabel II está en casa. Si ondea la bandera de la Unión, eso significa que el monarca no se encuentra actualmente en residencia.