Este muchacho no dudó en contar con orgullo la historia de su padre y la convivencia con él, que tiene síndrome de Down. (Foto: OK)
Este muchacho no dudó en contar con orgullo la historia de su padre y la convivencia con él, que tiene síndrome de Down. (Foto: OK)

Para muchas personas, un padre es considerado como una de las más grandes inspiraciones. Con esto en mente, un joven se animó a contar cómo ha sido su vida siendo criado por un hombre que tiene síndrome de Down. Esta es su extraordinaria historia.

Sader Issa es un joven que vive en Siria y que ahora mismo es graduado de odontología. Tiene mucho qué contar sobre la convivencia al lado de una persona que tiene esta condición especial.

Jad Issa es el nombre del padre que, pese a tener , pudo formar una familia y criar a un pequeño niño que le ha retribuido todo el amor brindado siendo una buena persona. Además del éxito académico.

“Mi padre ha hecho todo lo posible por asegurarme una vida normal, como la de cualquier otro niño. Él también ha sido mi mayor apoyo económico y psicológico durante mis estudios y por todo ello, estoy muy orgulloso y agradecido", acotó Sader.

Estos son Sader y su familia, con los que vive feliz. (Foto: Facebook Viral)
Estos son Sader y su familia, con los que vive feliz. (Foto: Facebook Viral)

A pesar de todo esto, Sader sabe que la situación nunca fue sencilla para Jad Issa y para su esposa. Y es que en Siria, el tema de la discriminación ya sea cualquier tipo de condición está más presente que nunca así que tuvo que salir adelante ‘contra todo’.

Sin embargo, la vida le sonrió a Jad y a su familia y es que no solo el nacimiento de Sader les dio un motivo más para salir adelante, sino que también consiguió un trabajo en una fábrica donde le va muy bien y en donde todavía sigue laborando para poderle dar a su hijo todo lo que necesita para crecer.

“Ha hecho todo lo posible (el padre) para que yo tuviese todo lo que necesitase de niño, eso me ha empujado a dar todo lo mejor de mí. Estoy tan orgulloso de él, como él de mí", finalizó Sader.

TAMBIÉN PUEDES LEER