Anabel Sharma y su madre María Rico se dan la mano mientras reciben respiración asistida en un hospital de Inglaterra. (Foto: @LynneStactia / Twitter)
Anabel Sharma y su madre María Rico se dan la mano mientras reciben respiración asistida en un hospital de Inglaterra. (Foto: @LynneStactia / Twitter)

Una mujer pidió al personal de cuidados intensivos que la atendía que le quitara la máscara de oxígeno para . El desgarrador instante quedó inmortalizado en una fotografía que se ha vuelto tendencia en las redes sociales.

MÁS INFORMACIÓN: Pareja fallece de COVID-19 tras visitar a su familia bajo todas las medidas de seguridad

La imagen en cuestión es protagonizada por Anabel Sharma, de 49 años, y su madre, María Rico, de 76, ambas de Leicestershire (). Ellas recibían respiración asistida en el hospital Leicester Royal Infirmary a causa del coronavirus y estaban tomadas de la mano cuando la fotografía fue tomada por un familiar.

Debido a los bajos niveles de oxígeno, las pacientes tenían que estar conectadas a un aparato respiratorio todo el tiempo, lo que les impedía hablar o escucharse entre sí; sin embargo, María decidió quitarse la máscara para despedirse de su familia, a pesar de las advertencias de los médicos que le dijeron que “una vez que te la quitemos, se acabará todo”.

“Ella dijo: ‘sí, lo sé, pero ya tuve suficiente’”, contó Sharma en conversación con la . “Tuvimos unos cinco minutos con ella mientras pudo hablar, luego perdió el conocimiento”.

“Nos dijo que no tenía miedo de morir, que estaba lista. Me dijo que tenía que luchar mucho porque tenía a mis hijos en casa”, agregó. “Me reconforta saber que pudimos estar con ella y sé que también trajo consuelo a mi madre”.

María murió aproximadamente media hora después de que se quitara la mascarilla el pasado 1 de noviembre.

Anabel, quien tuvo que ver el funeral de su madre a través de una transmisión en vivo, decidió compartir su historia para recordarle a generar conciencia sobre la dura realidad que afrontan las personas infectadas con coronavirus.

“Comparto esto con la esperanza de que ustedes se lo piensen dos veces sobre sus opciones para el período festivo [...] El covid no es como la gripe y la gente está muriendo. O si son sobrevivientes como yo, es posible que nunca vuelvan a ser los mismos”, Sharma, quien dos meses después de infectarse con covid-19, aún necesita oxígeno debido a un daño irreversible en los pulmones y sufre síndrome de estrés postraumático, dificultad para respirar y fatiga extrema.