El hombre de 33 años realizó de todo tipo de labores para poder pagarse la carrera y llevar sustento a su casa. (Foto: Instagram)
El hombre de 33 años realizó de todo tipo de labores para poder pagarse la carrera y llevar sustento a su casa. (Foto: Instagram)

Joel Mistokles tiene 33 años, vive en San Luis, y durante varios años cantó en buses para poder pagar su carrera y, no solo eso, también graduarse con honores de medicina el pasado 18 de febrero. Su se hizo popular en y los usuarios de esta red social quedaron fascinados con su relato con más de uno llegando hasta las lágrimas por su caso.

Siete años de sacrificio

Día a día, Joel utilizó el transporte público como su medio de subsistencia para no dejar de estudiar, pero también para llevar sustento a su esposa e hijos: “Siempre tuve el sueño de ser médico y luché por ese sueño con la herramienta que tengo, que es la música. Nunca fue fácil, Mi esposa y yo siempre tuvimos dificultades, teníamos que cuidar a nuestro hijo, pero no me rendí”, declaró al portal G1.

Siete años de sacrificio que se vieron gratificados el pasado lunes 18 de este mes se graduó con honores como médico, en cuya ceremonia asistieron sus familiares y amigos.

El que fue su profesor llegó a mencionar sobre el también músico: “Sé todo lo que pasó para estar hoy aquí. Lo reverenciaré en nombre de todos los aquí presentes para demostrarle que soñar no está prohibido. Lo felicito, doctor”.

El hombre relató que su rutina diaria consistía en levantarse todos los días a las 4 de la mañana para preparar, junto a su esposa, cuscús de arroz, pasteles de maíz, entre otros platillos que vendía en las afueras de la Facultad de Medicina.

Tras sus clases, subía a los buses a cantar, pero también para que compren sus discos o ayudarlo con algunas monedas tras su puesta en escena: Hubo un día en que estaba triste porque faltaban cosas en casa. Luego estaba en un autobús y comencé a cantar como si estuviera en mi habitación. Las lágrimas me llenaron la cara, canté como si le estuviera cantando al mismo Dios”.

“Cuando pasé por el torniquete, noté que algunas personas lloraban dentro del autobús. Entonces pensé: ‘Esto solo puede ser Dios’. No es Joel. Entonces, entendí que estaba allí, en el autobús, que debería empezar a cantar”, relató.

Sin embargo, Joel no solo hizo estas tocadas para sacar dinero, sino también para llevarles un poco de alegría y música a los enfermos de hospitales, para así darles motivación.

Una vez graduado, el hombre de 33 años, esposo y padre de familia tiene como meta hacer su residencia y comenzar a ejercer desde el 2022.

TE PUEDE INTERESAR

VIDEO RECOMENDADO

Viral de dardo y araña generó indignación en algunas personas.
Viral de dardo y araña generó indignación en algunas personas. null