Laurie Cunningham fue el primer inglés en vestir la camiseta del Real Madrid. (Foto: Olympia/Twitter)
Laurie Cunningham fue el primer inglés en vestir la camiseta del Real Madrid. (Foto: Olympia/Twitter)

Laurie Cunningham fue un futbolista proveniente del Reino Unido quien, durante 4 temporadas, vistió la casaquilla del , siendo el único jugador del elenco ‘blanco’ que se ganó la ovación del respetable en el Camp Nou, la casa de su clásico rival, el . Sin embargo, la de este deportista estuvo plagada de episodios memorables, pero también de tragedia que marcaron su carrera en el deporte rey.

Cunningham nació el 8 de marzo de 1956 en Londres, sus padres eran jamaiquinos. En su país de origen militó en cuadros como el Leyton Orient, West Bromwich Albion, en el cual comenzaría a destacar en la alta competencia futbolística.

Con este equipo consiguió jugar la Copa de la UEFA, competencia en la cual llegó a enfrentarse con al Valencia español, pero fue el quien puso la vista en el jugador. Las negociaciones para concretar su pase fueron complicadas porque los directivos del West Bromwich no hablaban inglés. Finalmente, el delantero se mudaría a Madrid tras el desembolso de 195 millones de pesetas, cifra récord para dicha época.

Aplausos en el Camp Nou

Laurie fue el primer inglés en formar parte del Real Madrid. En dicho 1979 tenía 23 años y pronto comenzó a destacar por ser un extremo hábil, rápido y con gran desborde; sin embargo, no tuvo la continuidad que él hubiera deseado. ¿Por qué? En diversas ocasiones se quejó que no le pasaban la pelota.

En 29 partidos marcó 8 goles y uno de esos partidos fue el más memorable de su carrera futbolística, pues se disputó ante el clásico rival, el Barcelona de Rifé, disputa que tuvo lugar el 10 de febrero de 1980. En dicho encuentro, los ‘merengues’ vencían por 2-0 con tantos de García Hernández y Santillana, pero sería Cunningham quien brillaría con luz propia. ¿Qué sucedió?

El inglés dejó por sentado toda su calidad tras quitarse la marca de Zuviría y Migueli, ofreciendo regates y desbordes maestros que, si bien no culminaron en un tercer gol, sí le valió la admiración de los fanáticos culés, quienes no dudaron en aplaudirle.

Cunningham fue ovacionado por fanáticos culés en el Camp Nou. (Foto: DIez)
Cunningham fue ovacionado por fanáticos culés en el Camp Nou. (Foto: DIez)

“Es uno de esos partidos en los que notas que todo te sale bien. Yo creo que tuve mejores partidos en el Madrid, pero aquél, por la repercusión que tiene un Madrid-Barca, es el que más se recuerda”, expresó Cunningham para la televisión española muchos años después.

Sin embargo, todos coinciden en que su mejor partido con el Real Madrid tuvo lugar en marzo de 1980 contra el Celtic por la Copa de Europa, donde el cuadro español tenía que remontar, como mínimo, 2-0 para seguir en competencia, pero terminó imponiéndose por 3-0 donde ‘La Perla Negra’, como fue bautizado Cunningham, sería uno de los mejores en el campo.

La aparición de las primeras lesiones

Sin embargo, desde mediados de 1980, la carrera de Cunningham en el Real Madrid comenzó su declive, en buena medida, por las constantes lesiones que se fueron presentando, entre ellos, fue notorio una fractura del dedo del pie, siendo operado, por lo tanto, estuvo en para durante meses.

Los mejores años de Cunningham en el fútbol fueron en el Real Madrid. (Foto: EFE)
Los mejores años de Cunningham en el fútbol fueron en el Real Madrid. (Foto: EFE)

El Real Madrid decidió imponerle una multa de 1 millón de pesetas porque 10 días después de ser operado fue captado durante una madrugada en una discoteca. Su defensa no convenció a las cabezas de la ‘Casa Blanca’: “No sabía que no podía salir, nunca había estado lesionado”.

Su paso por otros clubes

En 1981, a pesar de no estar en las mejores condiciones, pudo llegar para disputar la final de la Copa de Europa, en la cual el Real Madrid se mediría contra el Liverpool inglés. Sin embargo, en adelante, las lesiones serían más constantes, al punto que se perdió el Mundial España 82 y, finalmente, en 1983 fue cedido al Manchester United.

En el elenco de los ‘reds’ no duraría mucho y para la temporada 1983-1984 militaría en el Sporting de Gijón. De 1984 a 1985 jugaría para el Olympique de Marsella francés; mientras que de 1985 a 1986 en el Leicester City de su país.

Laurie Cunningham militado en dos ocasiones en el Rayo Vallecano de Madrid, España. (Foto: EFE)
Laurie Cunningham militado en dos ocasiones en el Rayo Vallecano de Madrid, España. (Foto: EFE)

En este último año, volvería a la capital española, pero para ponerse la casaquilla del Rayo Vallecano que, en ese entonces, se encontraba en la Segunda División, pero tampoco destacó.

De vuelta al éxito

Tras un brevísimo paso por el Sporting Charleroi de Bélgica, en 1988 regresaría a Inglaterra para formar parte del mítico elenco del Wimbledon, el cual conquistó en dicho año la FA Cup donde, entre otros nombres, se encontraba el popular Vinnie Jones.

Tras esta conquista, Cunningham regresaría al Rayo Vallecano donde compartiría vestuario con Hugo Maradona, hermano de Diego quienes, finalmente, terminarían llevando al ascenso al ‘Rayo’ durante el verano de 1989.

La muerte de Laurie Cunningham

Laurie estaba preparado para renovar contrato y, de hecho, amplió su permanencia en Madrid. Estampó su firma el 30 de junio, pero el 15 de julio de 1989, se encontraba conduciendo un Seat Ibiza que, lamentablemente, se estrelló en una farola y una barra de protección a la altura de Puerta de Hierro (noroeste de la capital española). En el vehículo se encontraba también Mark Latty, un amigo cercano proveniente de los Estados Unidos.

Laurie Cunningham fue traslado al hospital de Madrid, pero un par de horas después perdería la vida cuando tan solo contaba con 33 años. Todavía le quedaban años para seguir jugando al fútbol.

Laurie Cunningham falleció producto de un accidente automovilístico. (Foto: EFE)
Laurie Cunningham falleció producto de un accidente automovilístico. (Foto: EFE)

TE PUEDE INTERESAR

VIDEO RECOMENDADO

Facebook viral: El video de una mujer anunciando que venció al cáncer emociona en las redes
a null