Un buzo narró su increíble historia de supervivencia tras volcar su bote y quedar varado tres horas en aguas infestadas de tiburones en Australia. | Crédito: Pixabay / Referencial
Un buzo narró su increíble historia de supervivencia tras volcar su bote y quedar varado tres horas en aguas infestadas de tiburones en Australia. | Crédito: Pixabay / Referencial

El con es la emoción de su vida para muchos aventureros que a menudo gastan su dinero en viajes a lugares exóticos donde pueden encontrarse cara a cara con estos depredadores de los océanos capaces de devorar a un hombre adulto; sin embargo, personas que se ven empujadas a experimentar este tipo de situaciones de mala gana pueden acabar protagonizando una increíble de supervivencia que causó revuelo en .

Este es el caso de Cody Love, un aficionado al submarinismo de 24 años originario de que narró al diario cómo lo que parecía ser un tranquilo día de paseo a bordo de su bote terminó convirtiéndose al instante en una pesadilla al quedar varado en aguas infestadas de tiburones por horas y aferrándose con todas sus fuerzas a una soga con la esperanza de ser rescatado, como quedó evidenciado en imágenes que él mismo grabó.

Todo comenzó cuando Love acudió al mismo lugar de la Gran Barrera de Coral en para bucear que visitó semanas atrás con sus compañeros donde divisaron al menos seis enormes tiburones tigre de cuatro metros de largo, pero que, en esta ocasión, la embarcación en la que se encontraba solo se ladeó después de que la cuerda del ancla se enredó alrededor de la hélice propulsora y la hizo girar hacia atrás, llenándola rápidamente de agua.

MÁS INFORMACIÓN: El aterrador momento en que un tiburón sale del agua y muerde el bote de unos pescadores

“Cuando caí a un lado, el Esky (el nombre de su bote) se deslizó también y lo siguiente que recuerdo es que el bote estaba boca abajo y yo estaba bajo el agua tratando de averiguar qué acababa de suceder. Todo sucedió en cuestión de segundos y me tomó por sorpresa. En este punto, todavía tenía todo mi equipo de buceo puesto”, agregó Love en declaraciones al periódico británico sobre su experiencia graficada en un .

Todo lo que había en su bote cayó al océano junto a él, incluyendo una caja de seguridad en la que almacenaba algunas bengalas de seguridad, de las cuales pudo disparar dos en un intento de llamar la atención de algún avión que sobrevolara la zona. Pero, mientras esperaba la ayuda, lo que más le preocupaba era perder la embarcación que su situación actual ya que confiaba en su experiencia como buzo profesional con más de 5,000 inmersiones.

Afortunadamente, una hora y media después de volcar al océano, Love divisó un helicóptero de color rojo dirigiéndose hacia él y, creyendo que se trataba de un vuelo de rescate, intentó atraerlos a su posición. “Me saqué una de mis aletas verdes y atraer su atención, pero lamentablemente, una persona en el agua es como una aguja en un pajar cuando estás a bordo de un helicóptero”, precisó el protagonista de la historia de supervivencia.

Cody Love atribuyó su gran experiencia de buceo a su supervivencia y, en una de las partes del video, se puede ver el bote volcado flotando detrás de él. | Crédito: Jam Press / @behavinscandinavian / Instagram
Cody Love atribuyó su gran experiencia de buceo a su supervivencia y, en una de las partes del video, se puede ver el bote volcado flotando detrás de él. | Crédito: Jam Press / @behavinscandinavian / Instagram

[Mira el completo de la experiencia de Cody Love ]

“El helicóptero se acercó más y más, antes de dar vuelta y dirigirse hacia la dirección contraria. Verlo me dio tanta esperanza de que la ayuda estaba en camino, que al final me fue arrebatada cuando vi que empezó a alejarse”, añadió el joven buceador, que finalmente optó por abandonar el bote y fue rescatado por un colega rescatista que trajo el mismo helicóptero que vio minutos antes surcando el firmamento.

Fueron en total 3 horas las que Cody Love estuvo varado en aguas infestadas de tiburones y terminó en buenas manos. Durante el trayecto a tierra firme, los rescatistas le dieron a bastantes fluidos y se encontraba en buen estado de salud, aunque esta experiencia de perderse en medio del océano fue lo suficientemente traumática para él como para decidir nunca más sumergirse por su cuenta de nuevo.

TE PUEDE INTERESAR