Curly Howard no solo es recordado por su talento para la comedia con Los Tres Chiflados sino como el rey de los 'dog lovers'.| Crédito: threestooges.com / Composición.
Curly Howard no solo es recordado por su talento para la comedia con Los Tres Chiflados sino como el rey de los 'dog lovers'.| Crédito: threestooges.com / Composición.

Hablar de Los Tres Chiflados (o , como se les conoce en inglés) es hablar de uno de los grupos de actores cómicos más famosos de la historia del cine y la televisión. Si bien el elemento principal de su estilo de humor radicaba en lo absurdo y la comedia física, el trío compuesto por Moe, Larry y Curly trascendió las barreras del tiempo y una prueba de ello es que hasta ahora sus cortos continúan arrancando risas a carcajadas tanto en grandes como chicos. Es difícil no hablar de comicidad y que no se haga referencia a la carrera de estas extraordinarias figuras del espectáculo, sobre todo al conocer más sobre sus vidas más allá de las pantallas. Y no importa cuántos años pasen, sobre ellos seguirán escribiéndose a medida que nuevas generaciones entren en contacto con su trabajo artístico.

HAZ CLIC: Los virales más jocosos de las redes sociales están aquí
MIRA AQUÍ: Estos son los videos más curiosos de Internet que verás hoy

En esta ocasión hablaremos de una faceta casi desconocida de quizá uno de los miembros más populares de Los Tres Chiflados: Jerome Lester Horwitz (1903-1952), mejor conocido como . Además de sus “woo-woo”, “n’yuk nyuk” y otros característicos sonidos onomatopéyicos, este actor de teatro vodevil y comediante estadounidense era . De acuerdo a en su cuenta de Facebook, Miranda Squires Magnus menciona que era tal su amor por estas mascotas que en su contrato con Columbia Pictures incluía una cláusula que le permitía llevar sus perros a los sets de filmación.

“El estudio lo limitó a no llevar más de dos perros en cualquier momento. Eso se debía a que las mascotas de Curly hacían apariciones no planificadas en las tomas durante las grabaciones. Especialmente en algunas escenas donde había mucha actividad física. Uno puede ver esos sorpresivos cameos caninos en algunos de los primeros cortos de Los Tres Chiflados”, se lee en la publicación de Facebook, que desde que fue compartida originalmente el 26 de diciembre en 2019 ha sido replicada por numerosos usuarios y en varios idiomas, principalmente en grupos de amantes y defensores de los animales.

LINK AQUÍ: Las historias que no te puedes perder hoy
LO MÁS VISTO HOY: “Mi papá perderá su hogar”: la desgarradora nota dejada junto a un perro que fue abandonado y atado a un árbol

“Acostumbrado a tener varios perros a toda hora, Curly era conocido por llegar a su casa con canes abandonados que encontraba en sus viajes. Los acogía hasta que les . Y cuando Los Tres Chiflados salían de gira, Curly se fijó la tarea de hallarle una casa, al menos, a un perro callejero en cada pueblo que visitaban. Se estima que Curly salvó y reubicó a más de 5,000 perros durante el tiempo que vivió –convirtiéndolo en un hombre adelantado a su época por su preocupación y humanidad hacia el mejor amigo del hombre”, añadió la autora del ‘post’, que acumula a la fecha miles de reacciones y cientos de comentarios.

Lo más curios es que Curly hacía toda esta labor filantrópica con los perros callejeros pese a tener un par de Collies, Cocker Spaniels, Schnauzers miniatura y un Boxer. En el libro escrito por Joan Howard Maurer (la hija de Moe Howard), ella habla sobre los engreídos de su tío: “Algunos ladraban hasta el cansancio, otros eran ariscos, pero todos eran perros de un solo dueño y amaban únicamente a Curly. Para Curly, sus compañeros caninos no le pedían mucho, siempre eran afectuosos, costaba muy poco dinero cuidarlos y eran leales para siempre”.

Pese a su sin hogar, su vida acabó de una manera trágica. Se casó cuatro veces y se divorció en dos ocasiones (su primer matrimonio fue anulado), siendo su separación con Marion Buxbaum la más escandalosa de todas ya que acaparó la atención de la prensa de aquel entonces y afectó seriamente su salud. Para 1945, el miembro más querido de Los Tres Chiflados sufría de presión arterial alta, hipertensión, hemorragia retinal y obesidad. y el 18 de enero de 1052, Curly dejó de existir a la edad de 48 años rodeado de su familia, tanto humana como canina.

MIRA MÁS HISTORIAS VIRALES

VIDEOS RECOMENDADOS

Animales de terapia alegran a infantes con discapacidades en Honduras

Animales de terapia alegran a infantes con discapacidades en Honduras

¿Por qué los perros son tan fieles?

¿Por qué los perros son tan fieles?