Conoce cuántas veces ha sido disuelto el Congreso (Foto: GEC)
Conoce cuántas veces ha sido disuelto el Congreso (Foto: GEC)

La Constitución Política del Perú le da la potestad al Presidente de la República de poder disolver el Parlamento, pero se deben reunir ciertos requisitos. ¿Sabes en qué casos esto es posible y las veces que esto ha sucedido?

Hay que tener claro que la Carta Magna es la ley fundamental sobre la que se rige el derecho, la justicia y las normas del país.

El 7 de diciembre de 2022, el entonces presidente Pedro Castillo anunció el cierre del Congreso, pero este quedó sin efecto al ser declarado inconstitucional. Horas después los legisladores aprobaron su vacancia. Conoce en qué casos procede esta figura.

¿EN QUÉ CASOS EL PRESIDENTE PUEDE DISOLVER EL CONGRESO?

De acuerdo con el Artículo 134 de la Constitución Política del Perú, “el presidente de la República está facultado para disolver el Congreso si éste ha censurado o negado su confianza a dos Consejos de Ministros”. Detalla, que “no hay otras formas de revocatoria del mandato parlamentario”. Además, no puede disolverse el Congreso en el último año de su mandato ni bajo estado de sitio.

¿QUÉ PASA SI SE DISUELVE EL CONGRESO?

De acuerdo con lo que señala el Artículo 134 de la Constitución Política del Perú, el decreto de disolución debe contener la convocatoria a elecciones para un nuevo Congreso, que deben realizarse dentro de los cuatro meses de la fecha de disolución, sin que pueda alterarse el sistema electoral preexistente. Disuelto el Congreso, se mantiene en funciones la Comisión Permanente, la cual no puede ser disuelta.

¿QUÉ ES LA VACANCIA PRESIDENCIAL?

“El ejercicio de la Presidencia de la República se suspende por: Incapacidad temporal del presidente, declarada por el Congreso, o hallarse éste sometido a proceso judicial”, conforme al artículo 117 de la Constitución.

LAS VECES QUE HA SIDO DISUELTO EL CONGRESO DE LA REPÚBLICA DEL PERÚ

  • El 30 de septiembre de 2019: el entonces presidente Martín Vizcarra anunció su decisión de disolver el Congreso, aduciendo las veces en que su Gobierno había tenido que plantear cuestiones de confianza y mencionando el intento de impedir el ingreso del premier al hemiciclo ese día. Se convocaron a elecciones parlamentarias extraordinarias en 2020.
Martín Vizcarra durante su anuncio del cierre del Congreso (Foto: GEC)
Martín Vizcarra durante su anuncio del cierre del Congreso (Foto: GEC)
  • El 5 de abril de 1992: el entonces presidente Alberto Fujimori dio un autogolpe de Estado, el cual también significó la disolución del Parlamento.
El 5 de abril de 1992, Alberto Fujimori perpetró un golpe de Estado (Foto: GEC)
El 5 de abril de 1992, Alberto Fujimori perpetró un golpe de Estado (Foto: GEC)
  • El 3 de octubre de 1968: el general Juan Velasco Alvarado perpetró un nuevo golpe de Estado contra Fernando Belaunde. Disolvió el Congreso y gobernó por decreto.
Juan Velasco Alvarado perpetró un golpe de Estado  (Foto: GEC)
Juan Velasco Alvarado perpetró un golpe de Estado (Foto: GEC)
  • El 17 de julio de 1962: el Parlamento se cerró como consecuencia del golpe militar del 17 de julio del gobierno de Ricardo Pérez Godoy.
  • El 27 de octubre de 1948: el general de división del ejército del Perú Manuel Arturo Odría Amoretti emprendió un golpe de Estado, que incluye la disolución del Congreso, en contra del gobierno constitucional de José Luis Bustamante y Rivero. Gobernó el país durante 8 años.
  • Año 1936: el entonces presidente Óscar Benavides desconoció el triunfo de Luis Antonio Eguiguren y el Congreso decidió “autodisolverse” y prolongar hasta 1939 el mandato de Benavides. Desde entonces, el autoritario general gobernó por decreto.
  • Año 1919: el candidato presidencial opositor Augusto Leguía, con apoyo de las fuerzas del orden, disolvió el Poder Legislativo y convocó un Congreso Constituyente.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL ESTADO

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE EL CONGRESO?

El Congreso de la República es importante porque representa la opinión pluralista de la nación. Todas las sangres, credos, ideologías, profesiones y oficios están representados por el voto democrático en la proporción que la ciudadanía decide.

Por ello, el ciudadano debe ver en el congresista un mediador entre él y el Estado. .