En la foto se puede apreciar una cantidad considerable de chicles dentro de un vaso de cristal. | Imagen referencial: Unsplash
En la foto se puede apreciar una cantidad considerable de chicles dentro de un vaso de cristal. | Imagen referencial: Unsplash

Muchas personas no pueden pasar un día sin masticar chicle, ya sea para engañar al estómago o por simple gusto de experimentar algunos sabores que les causa placer en la . Sin embargo, esta práctica no es muy beneficioso en relación a nuestra oral y en la siguiente nota te decimos las razones.

MIRA TAMBIÉN | Cómo sacarle el máximo provecho a las hojas de apio

De acuerdo al portal , el chicle es una de las golosinas más universales y su origen data hace millones de años, puesto que los mayas y aztecas fueron los primeros en explotar sus propiedades.

Es más, hace un par de años atrás se encontró en Finlandia, país que limita al este con Rusia, al norte con Noruega, al oeste con Suecia y al sur con Estonia, una goma de mascar con 6.000 años de antigüedad.

Si su consumo data hace millones de años, entonces ¿por qué resulta perjudicial para nuestra salud oral? En las siguientes líneas despejamos esta duda.

Consecuencias de masticar chicle con frecuencia

  • Dentadura. Según la página 65 y más, si una persona mastica el chicle con demasiada fuerza o ya sea con mucha frecuencia, tu dentadura se verá perjudicada. ¿De qué manera? Por las gesticulaciones y la misma fuerza que se hace, terminará por desgastar las articulaciones témporo-mandibulares o deteriorando el cierre de la boca.
  • Azúcar. Los chicles que tienen azúcar fermentables, como la sacarosa, están totalmente contraindicados en relación a nuestra salud dental. ¿La razón? Las bacterias lo transforman en ácidos y esto genera la desmineralización y degradación de los tejidos dentales, así lo precisa .
  • Estómago. Como se precisó líneas más arriba, muchas personas lo consumen para “engañar” al estómago, pero esto solo generará ardor, irritación intestinal, gases o acidez. Esto se volverá algo común si es con mucha frecuencia.
  • Deshidratación. Así como puede generar irritación, gases, entre otros malestar, si el chicle que estás masticando contiene “sorbitol”, un tipo de azúcar, posiblemente te dé diarrea crónica, dolor estomacal o termines deshidratándote.

Síguenos en nuestras redes sociales: