Una mujer durmiendo boca abajo. | Imagen referencial: Gregory Pappas / Unsplash
Una mujer durmiendo boca abajo. | Imagen referencial: Gregory Pappas / Unsplash

Luego de una larga jornada, lo único que quieres es llegar a casa y acostarte. Sonará absurdo pero bien no es nada sencillo y mucho más si pretendes disfrutar de un descanso reparador. A ello hay que sumarle cuántas tienes o el tipo de colchón, como también la higiene del sueño.

Son muchos los factores que nos impiden conciliar el sueño, pero estamos seguro que hay un aspecto que no le estás tomando la importancia que amerita: la postura. Dormir boca abajo puede ser riesgoso para nuestra salud, así lo indica una investigación del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM).

De acuerdo a José Santos, secretario general del CPFCM, detalló que “al adoptar esta posición, nos obligamos a mantener el cuello girado durante unas horas para poder respirar”, modificando de esa manera la curvatura cervical.

Al estar acostado en posición boca abajo, aumenta nuestra curvatura lumbar haciéndonos más vulnerables a sufrir lumbalgias. Asimismo, el especialista recomienda dormir de lado para no comprometer el cuello y respirar mejor.

“Repetir este hábito durante siete u ocho horas diarias, nos hace más susceptibles a padecer cervicalgias, tendinitis, dolores de origen ligamentarios, u otros problemas músculo-esqueléticos, de los que la persona no es consciente hasta que la patología se encuentra en un estado muy avanzado”, así lo recoge el portal Telesur.

En tanto, la página The Objective se refiere a esta práctica en inglés como ‘on stomach’, que al traducir significa ‘sobre el estómago’, y es precisamente el estómago uno de los órganos más comprometidos al tomar esa postura al tener la cara pegada a la almohada.

Al realizar esta práctica común lo único que conseguiremos es dificultar la digestión, puesto que vamos a estar volcando todo nuestro peso sobre el centro del cuerpo.

Esto puede derivar en ciertos malestares como el ardor o el reflujo gastroesofágico, como también comprometer la articulación de la mandíbula.

Por esas razones no se recomienda dormir boca abajo, aunque esto también será refutado por algunos expertos que afirmarán que dicha postura tiene sus beneficios.

¿Qué es el sueño y cuál es su importancia?

“El sueño tiene un rol fundamental en la buena salud y el bienestar a lo largo de la vida. Durante el sueño, el cuerpo trabaja para apoyar una función cerebral saludable y mantener la salud física. En niños y adolescentes, el sueño también promueve el crecimiento y el desarrollo. No dormir lo suficiente con el tiempo puede aumentar el riesgo de problemas de salud crónicos (a largo plazo). También puede afectar la capacidad de razonamiento, reacción, trabajo, aprendizaje y convivencia con los demás.”, explican desde el .


Síguenos en nuestras redes sociales: