Siempre que no sea en exceso, tomar una copa de vino viene bien a muchas personas, sobre todo en fechas especiales. Sin embargo, la bebida suele perder su frescura con el paso de los minutos y no podemos disfrutar de ella como quisiéramos. Para no lidiar con este problema, te compartimos un práctico en el que solo necesitarás uvas.

Durante la temporada de verano, muchas personas buscan mantenerse frescos con agua y otras bebidas, por lo que recurren a los cubitos de hielo. Sin embargo, se pierde el sabor y queda aguado.

La uva es un elemento esencial para la elaboración de distintos vinos, pero también pueden servirnos para mantener frescas estas bebidas. Si en tu refrigeradora te sobraron algunos racimos, puedes usar algunos de los frutos en tu copa.

¿Cómo enfriar la uva con uvas en poco tiempo?

Sigue estos consejos del canal de YouTube para mantener tu copa de vino fresca por más tiempo.

  • Coge el racimo de uvas que te sobró en el refrigerador y colócalo en un bowl
  • Coloca agua en el bowl y lava el racimo con tus manos por unos segundos
  • Con papel de cocina seca el racimo de uvas para quitar el exceso de agua
  • Una vez secas, lleva las uvas en bolsas congeladoras y guárdala en el congelador
  • Cuando vayas a necesitarlas, coge las uvas y colócalas en un vaso y sirve el vino a degustar

Síguenos en nuestras redes sociales:


Contenido sugerido

Contenido GEC

No te pierdas