Si las páginas de tu libro terminaron mojadas, sigue los pasos que Mag te comparte para que queden como nuevos. (Foto: iStock).
Si las páginas de tu libro terminaron mojadas, sigue los pasos que Mag te comparte para que queden como nuevos. (Foto: iStock).

Los libros son herramientas imprescindibles para el crecimiento de una persona. Sin embargo, a veces se producen accidentes que ponen en peligro sus tapas y páginas. Una de las más habituales es cuando las hojas terminan mojadas por diferentes situaciones y no se sabe exactamente qué hacer. En esta ocasión, te brindamos un para que repares tus ejemplares en el menor tiempo posible.

MIRA TAMBIÉN | El truco casero para limpiar la plancha con un ingrediente de cocina

Son millones las personas que evidencias su amor por los libros, ya sean viejos o recién comprados. Los lectores suelen llevar los ejemplares en sus mochilas o carteras para leerlos en sus tiempos libres.

Sin embargo, si no se tienen los cuidados adecuados, las obras pueden dañarse en cualquier momento. Uno de los accidentes más reiterativos es cuando sus hojas se tornan mojadas y la apariencia cambia abruptamente. ¿Qué hacer en estos casos? Conoce este truco casero que recomiendan desde para que lo apliques.

¿Cómo rescatar un libro mojado?

La de Japón dio algunos consejos para que rescates tus obras preferidas que terminaron mojadas. Necesitarás una toalla de material absorbente, rollo de papel, ventilador eléctrico o secador de pelo, una superficie dura y plana pisapapeles.

  • Con la toalla absorbente, presiona las zonas más húmedas de tu libro
  • Una vez que la toalla absorbió el líquido sobre las hojas, coloca papel entre las páginas de la obra que continúan húmedas
  • Ten cuidado que las páginas no se deformen o se rompan durante el procedimiento
  • Coloca tu libro de forma vertical, con la zona afectada en la parte superior
  • A continuación, prende tu ventilador o secador y apunta al libro a tratar. El flujo de aire tiene que ser frío
  • Reemplaza los rollos de papel que estaban en las páginas del libro para que absorban la humedad por completo
  • Una vez que ya no sientas humedad en tus libros, retira los papeles
  • Coloca tu libro en una superficie dura y termina de secarlo
  • Pon encima de tu libro un pisapapeles o un tablero que cubra el ejemplar por 24 horas
  • Revisa que las páginas no se peguen entre sí periódicamente

Síguenos en nuestras redes sociales: