Descubre los increíbles usos que puedes darle al agua de azahar. (Foto: aliceinbeautyland).
Descubre los increíbles usos que puedes darle al agua de azahar. (Foto: aliceinbeautyland).

Uno de los remedios más empleados por la mayoría de personas es el agua de azahar, debido a sus efectos tranquilizantes. Lo que muchas personas desconocen es que puede usarse en el hogar para el cuidado personal, la salud y hasta la belleza. Los resultados te sorprenderán.

Cada vez que ocurre algún evento desafortunado, hay estrés o se entra en shock, las personas recurren al agua de azahar. Este es un remedio herbolario que se obtiene a través de la destilación al vapor de las flores blancas del limonero y del naranjo amargo.

Además de tener efectos terapéuticos, el agua de azahar también puede emplearse en el mundo gastronómico, la, salud y la belleza.

Usos del agua de azahar en el hogar

Quemaduras solares. Gracias a sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, el agua de azahar puede ayudar a calmar irritaciones en la piel y quemaduras solares. Tan solo debes verter una cucharada de este producto en un rociador y luego aplicarlo sobre la parte afectada de la piel.

Cabello brillante. Si quieres otorgarle brillo a tu cabello y sin caspa, aplica agua de azahar en el cuero cabelludo. Solo debes mezclar este producto con unas gotas de tu acondicionador y masajear suavemente.

Alivia la tensión muscular. El agua de azahar puede aliviar dolores y tensiones musculares, gracias a sus propiedades antiespasmódicas. Aplica sobre la parte afectada y realiza masajes.

En la cocina. Un poco de agua de azahar puede hacer la diferencia en batidos de frutas, postres o ensaladas. Solo asegúrate de dosificar bien e incorporar solo unas cuantas gotas.

¿Este truco casero te pareció interesante y aprendiste un poco más sobre la limpieza y el cuidado de tu hogar sin invertir mucho dinero? Como este ‘hack’, . Te invitamos a conocerlos y ponerlos en práctica. Para ello, para más trucos caseros en Mag, y listo. ¿Te animas?

Contenido sugerido

Contenido GEC

No te pierdas