Limpiar el cepillo de la escoba es necesario para no ensuciar más el suelo de la cocina o sala. (Foto:  cottonbro / Pexels)
Limpiar el cepillo de la escoba es necesario para no ensuciar más el suelo de la cocina o sala. (Foto: cottonbro / Pexels)

Uno de los instrumentos básicos para el aseo diario del hogar es la escoba; sin embargo, si no se tienen los cuidados debidos, acumula polvo, pelusas y pelos que en lugar de ayudar con la limpieza del piso, lo pueden ensuciar mucho más, generando un problema mayor. Para mantener el cepillo en perfectas condiciones, hay que se pueden poner en práctica. Toma nota.

MÁS INFORMACIÓN | Trucos caseros para limpiar las puertas blancas de la casa y queden como nuevas

Algo vital es que luego de cada barrida se le sacuda y con ayuda de guantes de goma se retiren todos los restos que hayan quedado adheridos. En caso sea necesario aplicar una limpieza más profunda, aquí te dejamos algunas recomendaciones.

Trucos para limpiar la escoba de plástico

Uno de los tipos de escoba más usadas en el hogar es la de plástico y para mantener las cerdas limpias hay que golpearla contra el suelo para desprender la suciedad incrustada. Con guantes puestos retira los pelos y pelusas que aún estén enredados. También puedes usar un peine de púas separadas para eliminar todo a la perfección. Ahora sigue estos pasos recomendados por :

  • Llena un balde con agua templada y echa un chorro de lavavajillas para platos. Si el cepillo está muy sucio también puedes añadir unas gotas de lejía o vinagre blanco al agua.
  • Desenrosca el cepillo del palo y sumérgelo en la preparación con 30 minutos.
  • Con la ayuda de guantes de goma anda retirando la suciedad del cepillo.
  • Luego del tiempo sugerido retira la escoba del balde y sumérgelo en agua limpia.
  • Déjala secar al aire libre.

Trucos para limpiar la escoba de goma

  • En un recipiente con agua templada pon a remojar el cepillo.
  • Si está muy sucio puedes añadir jabón neutro y con una bayeta o trapo suave anda retirando la suciedad.
  • Vuelve a remojar el cepillo y elimina los restos de jabón.
  • Quita el exceso de agua con un paño limpio y seco.
  • Déjala secar al aire libre.

Cómo evitar que el cepillo se llene de pelusas al barrer

Este truco casero es 100% eficaz y desde lo explican al detalle.

  • Solo necesitarás una media de nylon que ya no uses. Con esta debes envolver el cepillo y las cerdas de la escoba.
  • Las propiedades del nylon harán que el polvo se pegue a la media gracias a la electricidad estática.
  • Ahora solo queda barrer tu casa y así evitarás que el polvo, pelusas o pelos se queden pegados en la escoba y sea más difícil retirarlos.

Truco casero para eliminar los pelos, pelusas y polvo del piso

Té negro caliente

  • Para poner en práctica este que desde ‘Cocina delirante’, lo primero es barrer y aspirar el ambiente de la casa para eliminar cualquier exceso de pelos, polvo o pelusas.
  • En una escoba o jalador viejo, colocar un calcetín grueso en la base y pasarlo por todo el piso como si se estuviera trapeando. Este recogerá toda la suciedad que no salió tras aspirar o barrer.
  • En una cubeta con agua echar una taza de té negro caliente y comenzar a trapear con esta preparación. Dejar secar.
  • Para finalizar hay que pasar un trapeador seco tras echar algunas gotitas de aceite de almendras al piso, para así darle un acabado con más brillo.

Vinagre

  • Barrer y aspirar el piso.
  • En una cubeta colocar agua tibia con vinagre blanco y remover para que se integren bien.
  • Trapear y dejar secar.
  • En vinagre ayudará a que el polvo no se quede pegado en el piso, además de desinfectar.

Si bien estos son efectivos, una buena recomendación es dejar de lado la escoba y recurrir al aspirador, pues con la primera no eliminas el 100% del polvo y se levanta o cambia de lugar.

Cómo limpiar el tanque del inodoro

  • Lo primero que hay que hacer es cerrar la válvula de agua para que no ingrese más cantidad y procede a jalar la palanca para que el tanque quede totalmente vacío.
  • Colócate guantes de látex para no dañar tus manos y echa desinfectante en el interior, sin tocar las partes metálicas. Deja actuar por 10 minutos. Pasado el tiempo, con la ayuda de un cepillo de mano de mango largo comienza a tallar las paredes, piso y esquinas. Luego con una esponja limpia el flotador de bola, la cadena y el tubo de llenado.