Trucos caseros para evitar que los gatos arañen los muebles. (Foto: Pexels)
Trucos caseros para evitar que los gatos arañen los muebles. (Foto: Pexels)

Que no te vuelva a ocurrir. Lo primero a tener en cuenta para evitar que tu gato arañe los muebles es encontrar la razón de su comportamiento. Los motivos más comunes son por marcar su territorio, por limar sus uñas, por estrés, o por aburrimiento. Asimismo, te gustará saber que existen repelentes. Una vez sepas cuál es el motivo, debemos ayudar a nuestros michis y en te ofrecemos unos prácticos para redirigir su conducta y darle solución a esta conducta. Toma nota.

MÁS | Cómo armar un balcón seguro para el gato de la casa

Cómo evitar que arañe el sofá

Para evitar que tu gato deje de arañar el sofá u otros muebles debes limpiarlos a fondo con productos enzimáticos o un jabón neutro. La lejía o el amoniaco no eliminan las marcas olfativas, por lo que no dejarán de hacerlo. Ahora sí, una vez hecho todo esto, es la hora de redirigir su conducta.

Con un rascador para gatos debería bastar, pero asegúrate de que no sea frágil y que tenga altura. Debe estar hecho con materiales de buena calidad, de lo contrario lo romperá de inmediato. Piensa que los gatos son animales selectivos, por lo que tendrás que comprarle el que más le guste a él.

Finalmente, te sugerimos emplear un protector de sofá para gatos. También estaría bien hacerse con juguetes divertidos para él, escogiendo los más adecuados según sus gustos y preferencias.

Hay trucos caseros para evitar que los gatos arañen los muebles. (Foto: Pexels)
Hay trucos caseros para evitar que los gatos arañen los muebles. (Foto: Pexels)

Trucos para evitar que los gatos arañen los muebles

  • La mejor manera de que tu gato no arañe el sofá es limitar su acceso a él.
  • Si tras limpiar el sofá como te hemos indicado y colocar el rascador al lado del sofá lo sigue arañando, lo mejor será que utilices un repelente para gatos sobre el mueble.
  • Mantén siempre sus uñas en perfecto estado. Además de limarlas, revísalas cada cierto tiempo por si necesitan un corte. Puedes llevarlo a una veterinaria o hacerlo en tu casa.
  • Ofrécele también un entorno sin estrés, que no se aburra por su vida sedentaria o por pasar demasiado tiempo solo. Si tu gato está estresado arañará todos los muebles de la casa. Recuerda que un buen rascador para felinos y pasar tiempo o jugar con él es importante.
  • Si ves a tu gato arañando los muebles no le regañes, redirige su conducta hacia el rascador para gatos y prémialo con caricias, palabras de ánimo, juegos o una golosina.
  • Para tratar correctamente con gatos lo mejor será usar siempre un refuerzo positivo. Esto más el rascador, un repelente para gatos y un protector de sofá debería ser más que suficiente.

¿Cómo hago para que mi gato deje de arañar mis muebles?

Coloca plástico, cinta adhesiva de doble cara, papel de lija o tapete de vinilo invertido (las partes con nudos hacia arriba) en los muebles o en el piso donde tu gato se pararía para arañar los muebles. Coloca rascadores junto a estos objetos, como alternativas “legales”. Asimismo, corta las uñas de tu gato regularmente, recomienda el sitio web .

Cómo cortar las uñas a un gato sin hacerle daño

Lo primero es elige el momento y tranquilizar a tu gato, pues si lo haces cuando está estresado puede ser peligroso. Esta acción se realizará con tijeras o cortauñas especiales para gatos y es bueno tener a la mano polvo estíptico, en caso ocurra un accidente y haya un poco de sangrado, según recomiendan desde .

  • Cógelo con suavidad y colócalo sobre tus piernas. Las caricias y mimos deben ser continuos.
  • Pide ayuda a un amigo o familiar para sujetarlo. Si es posible, alguien que sea de su confianza. De otra forma podría alterarse y habría que interrumpir la sesión.
  • Presiona con mucha suavidad sus uñas para que se extienda por completo, pues son retráctiles.
  • Corta solamente el extremo de la uña (entre uno y dos milímetros). Es la parte de color menos rosado. Si la uña del gato es negra y no puedes identificar el tejido no la recortes en ningún caso. Lo mejor será que lo haga un especialista.
  • Si cortas la uña demasiado empezará a sangrar, no te asustes. Aplica el polvo estíptico en el extremo de la uña que sangra y aplica presión con un algodón. Si la hemorragia no cesa pasado un rato, acude de inmediato al veterinario.