Foto: La Prensa
Foto: La Prensa

No en vano su apodo es ‘Money’. Esta semana, un análisis dejó boquiabiertos a miles de internautas por su calidad de perspicacia y a la vez de indagación de información, pues en sus conclusiones señaló que, por cada ‘swing’ que el conectaba de manera acertada en sus contrincantes durante la década pasada, este aseguraba un aproximado de 500 mil dólares en sus bolsillos.

Así lo dejó ver Dan Canobbio, conductor del programa Boxing Insider de Fox Sports Estados Unidos, quien tras analizar las últimas 10 peleas Mayweather, llegó a la siguiente estadística compartida en su Twitter (y que luego Mayweather compartió en su propia cuenta).

Según las cuentas de Canobbio y los datos arrojados por la revista Forbes, ‘Money’ ganó 915 millones de dolares en sus últimos diez combates en la pasada década. Luego, empató estos resultados con las estadísticas de las peleas y concluyó que el boxeador lanzó 4.270 golpes y concretó 1.833, por lo que el púgil ganó 499,181 de dólares por cada uno de sus golpes efectivos.

Los ingresos de ‘Money’ son inherentes a su destreza en el cuadrilátero, pero también lo son a su habilidad negociante con las marcas que lo auspician; TMT, su propia marca con accesorios y ropa deportiva; y él mismo, cuya imagen es un producto dentro del mundo deportivo.

En agosto de 2017, Mayweather se enfrentó con reglas de boxeo a en lo que fue una exhibición que mantuvo alerta a los fanáticos y su ultima pelea hasta el momento. Lo mismo sucedió con sus combates ante Manny Pacquiao.

El enfrentamiento contra un luchador reconocido de la UFC no le bastó a ‘Money’, quien en los últimos meses estuvo en conversaciones con la presidente de esta liga, Dana White, con tal de tender puentes para el futuro.

“Floyd y yo conseguimos un acuerdo de apretón de manos en el juego de baloncesto, y resolveremos el resto”, mencionó a la prensa el líder de la empresa más grande de MMA.

VIDEO RECOMENDADO

El museo secreto de Maradona en Nápoles

El museo secreto de Maradona en Nápoles

TE PUEDE INTERESAR