A una niña se le enredaron cerca de 150 juguetes en el cabello. Su madre tuvo que pasar 20 horas quitándoselos. (Foto: Lisa Tschirlig Hoelzle / Facebook)
A una niña se le enredaron cerca de 150 juguetes en el cabello. Su madre tuvo que pasar 20 horas quitándoselos. (Foto: Lisa Tschirlig Hoelzle / Facebook)

Una madre de Pensilvania, Estados Unidos, atrajo la atención de redes sociales como por contar que pasó 20 horas quitando cerca de 150 juguetes que su hija tenía enredados en su cabellera. La progenitora compartió fotos del antes y después del calvario que atravesó arreglando a la pequeña, volviéndose casi de inmediato en Internet. ¡No te pierdas los detalles de esta conmovedora, pero adorable historia!

MÁS INFORMACIÓN: Cámara de seguridad registró el asombroso talento oculto del conserje de un instituto

La mujer de esta historia se llama Lisa Tschirlig Hoelzle. Ella, según su relato, estaba realizando sus tareas del día cuando de pronto su hijo Noah fue hacia donde estaba para avisarle que su hermanita, Abigail, tenía “algo atascado en el cabello”. Grande fue su sorpresa al descubrir que ese “algo” resultó ser más de un centenar de juguetes.

Los juguetes en cuestión eran Bunchems, unas pelotitas que tienen una especie de velcro para engancharse entre ellas y crear figuras. “Ella tenía alrededor de 150 de estas cosas en capas y enmarañadas en su cabello”, contó la madre en su publicación viral de Facebook, realizada exactamente el 10 de enero del presente año. Ella añadió después que sus hijos habían empeorado más las cosas tratando de sacarlos por ellos mismos.

I post the good .... well here is some of the bad ☹️☹️☹️ Friday at 4pm until Saturday at 10pm was my worst Mom...

Publicado por Lisa Tschirlig Hoelzle en Domingo, 10 de enero de 2021

Cuando llegó un familiar suyo y buscó información en Google, se dieron cuenta de la gravedad del asunto. “Sugerían usar acondicionador y aceite vegetal para aflojarlo, pero eso lo hizo peor y tan desordenado”, aseveró Lisa. “Antes de que te dieras cuenta, eran la 1 am y Abigail no podía mantener los ojos abiertos. Me acosté con su cabeza sobre mí para que no se enredaran más”, agregó.

Todo apuntaba que la solución era el corte de cabello, pero la mujer no quería llegar a eso sin antes luchar. La mañana siguiente, la madre fue a una tienda para conseguir todo lo que podía necesitar. Luego de ello, comenzó a retirar cada juguete.

“Fue un día tan largo. Nunca vi a tantos niños en U para entretenerla, pero después de 20 horas, después de sacarlos y sacarlos de su cabeza y perder mucho cabello, los saqué a todos”, contó Lisa, quien luego necesitó otra hora más para acondicionar el cabello de Abigail y desenredar los nudos. “Mis dedos están literalmente hinchados por esto, pero vale la pena. ¡Todavía estoy incrédula de lo que pasamos y que superamos toda esta terrible situación!”, sostuvo.