El oso no se percató de la presencia de la joven y siguió de largo. (Foto: Pixabay)
El oso no se percató de la presencia de la joven y siguió de largo. (Foto: Pixabay)

Muchas veces, animales peligrosos con poco temor por los humanos se adentran a áreas pobladas, tal y como sucedió con un oso que se introdujo en el interior de una universidad en , pero una joven, alertada del peligro, decidió “hacerse la muerta” para evitar salir lastimada, épico momento que se hizo en , asombrando a millones.

Oso a la vista

La Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) fue el lugar donde todo ocurrió, sucede que una chica estaba sentada sobre una banca, se percata que la están grabando por lo que envía un saludo, pero, segundos después voltea el rostro solo para darse cuenta de que tras ella se acercaba un oso de mediano tamaño.

La reacción natural habría sido caer presa del miedo, pero ella no, todo lo contrario, pensó con rapidez y decidió recostarse sobre la banca, además de cerrar los ojos con los brazos juntos, en posición como si hubiera “muerto”; lejos de parecer una técnica inútil, su acción le salvó la vida, pues la bestia ni se percató de su presencia, por lo que al poco rato se aleja del lugar sin provocar ninguna tragedia.

Mira aquí el video viral

@f.arredondo #bear #monterrey #mexico #oso ♬ Oh no, oh no, oh no, no no - Hip Hop

“Hacerte el muerto” sí sirve

El video data de mediados de setiembre acumulando más de 6 millones de vistas el cual se ganó la admiración de muchos, pero también comentarios hilarantes, principalmente, por la “técnica” que empleó la chica para salvar su vida.

“La fiel prueba de que ‘hacerse el muerto’ te puede salvar la vida”, “me estás diciendo que la técnica de ‘hacerte el muerto’ sí funciona”, “y el oso: ‘no manches, si aquí estaba y de repente desapareció”, “el oso: ‘voy a hacer como que no te vi”, “si me tapo los ojos no me ve, ja, ja, ja, lo mejor del video”, “jamás creí en la teoría de ‘hacerse el muerto’ hasta hoy”.

Mientras quienes le dieron su respeto dijeron lo siguiente: “admiración total por no ponerse nerviosa, yo hubiera gritado mucho”, “amiga, mis respetos, yo hubiera gritado como loca e igual no lo lograba”, “qué buen instinto de supervivencia. Una vez le gruñí al perro de la calle y me atacó”, “mantuvo la calma, eso es bueno. Nervios de acero le dicen”.


Síguenos en nuestras redes sociales: