Compartía sus dramas amorosos en TikTok y terminó en la cárcel por violar una orden de protección. (Foto: @cocobriscoe)
Compartía sus dramas amorosos en TikTok y terminó en la cárcel por violar una orden de protección. (Foto: @cocobriscoe)

Coco Briscoe es una tiktoker de que publicó una serie de videos en donde dio detalles sobre sus intentos por conseguir pareja en Washington D. C., ciudad a la que acaba de mudarse. Poco después, fue arrestada en su departamento por haber violado una orden de protección.

La mujer, de 39 años, empezó hablando en sus clips sobre los chicos con los que salía. Poco después, se refirió a dos camareros (un hombre y una mujer) que, según Briscoe, hicieron comentarios denigrantes sobre ella y compartieron su información personal en un chat grupal, informó .

La versión de los camareros es distinta. Ambos aseguran que la tiktoker los acosó publicando información inexacta sobre ellos. Discutieron por medio de las redes sociales y ambas partes denunciaron recibir mensajes anónimos intimidantes.

Charlotte, nombre de la camarera que trabaja en Celtic House Irish Pub, acudió dos veces al tribunal del condado de Arlington para pedir órdenes de alejamiento que prohíban a Briscoe referirse a ella en redes sociales. Alega que los videos de la tiktoker, en los que la acusa por “acoso”, provocaron una oleada de insultos en línea y por teléfono por parte de los seguidores de Briscoe, que la llevaron a huir de su apartamento y a enviar a su hijo con su padre.

Briscoe, en defensa, explicó que Nicholas, uno de los camareros a los que se refirió, le llegó a invitar unas bebidas, pero lo hizo para burlarse de ella pues uno de los miembros del chat grupal le mostró los mensajes de la conversación, en donde la insultaban y apoyaban comentarios en contra de ella.

La tiktoker dijo que incluso vio un video de ella montando bicicleta, que había sido filmado por Charlotte. Luego de verlo, Briscoe publicó un clip acusando a Charlotte de “acoso” y de revelar su ubicación en el chat grupal.

La camarera admitió haber grabado a Briscoe, pero con el fin de avisar a otros bares sobre su supuesto comportamiento inapropiado.

Briscoe dice que nunca se comportó de forma inapropiada en ningún bar e insiste en que ella es la víctima. Lo ha hecho saber a través de sus videos de TikTok en donde difundió los nombres y las direcciones de los camareros y los bares en los que trabajan. A partir de entonces, los bares recibieron reseñas negativas en Google y Yelp.

@cocobriscoe

##greenscreenvideo

♬ original sound - Coco Briscoe

Fue por ese video en el que difundió los nombres de los camareros por el que Briscoe fue arrestada. Después de tres horas en la cárcel, Briscoe compareció virtualmente ante un magistrado que le advirtió que podría ir a prisión si seguía violando la orden de no hablar de Charlotte en sus videos.

“Yo dije: ¿En serio? ¿Por un video de TikTok?”, contó Briscoe.

Con el fallo del juez, la orden de protección expiró y permite legalmente que Briscoe siga hablando de Charlotte en redes sociales; sin embargo, deberá comparecer ante el tribunal el 27 de septiembre por un delito menor de violación de una orden de protección. El cargo conlleva una pena máxima de un año de cárcel.

Te puede interesar:


TAGS RELACIONADOS