Aslıhan Gürbüz es uno de los protagonistas de "Un fuerte aplauso" (Foto: Netflix)
Aslıhan Gürbüz es uno de los protagonistas de "Un fuerte aplauso" (Foto: Netflix)

El pasado 29 de febrero, estrenó “” (“Kuvvetli Bir Alkis”, en su idioma original), una corta y misteriosa serie turca que combina un drama familiar con situaciones imposibles y absurdas, salpicados con reflexiones existenciales.


La serie de Netflix está compuesta por tan solo 6 episodios y está protagonizada por Aslıhan Gürbüz, Fatih Artman y Cihat Suvarioglu como miembros de una familia disfuncional en la que cada miembro espera del otro más de lo que puede entregar.

Con un tráiler y una sinopsis muy extraña, el drama deja un poderoso mensaje para los espectadores, invitándolos a una profunda reflexión.

Póster oficial de "Un fuerte aplauso" (Foto: Netflix)
Póster oficial de "Un fuerte aplauso" (Foto: Netflix)

LA HISTORIA DE “UN FUERTE APLAUSO”

La historia presenta a Mehmet y Zeynep, una joven pareja con varios problemas de entendimiento, pero dispuesta convertirse en padres, quizá buscando resolver así sus diferencias. Sin embargo, todo empieza mal, pues reciben a sus amigos Sevda y Burak, cuya actitud les obliga a pensar si vale la pena traer al mundo a una persona que deberá tolerar a todo tipo de gente.

El miedo e incertidumbre marcará el embarazo, transmitiéndole todas estas inquietudes al pequeño, quien desde la barriga puede expresar los temores que ya sentía su infeliz madre y que le iba transmitiendo. En algún momento, el pequeño entra en contacto con Kudret, otro pequeño que, contrario a él, espera con ansias nacer y ser un gran hombre.

La conversación con el otro feto es clave, pues este menciona que es mejor morir a nacer sin propósito, algo que condiciona al hijo de la pareja, que no quiere lastimar a sus padres forzando un aborto espontáneo.

Con una familia disfuncional en la que su madre no era feliz y nunca fue capaz de expresar su desilusión, Metin, el nombre elegido para el pequeño, nació, dándole un corto impulso anímico a sus padres: iban a intentarlo. Esta energía duró poco, tras conseguir dormirlo y caer agotados por el esfuerzo, la pareja descubre que el pequeño ha desaparecido y deciden buscarlo con mucha desidia, pues en el fondo parecen esperanzados en que este no vuelva a aparecer.

Aslıhan Gürbüz y Fatih Artman protagonizan un "Un fuerte aplauso" (Foto: Netflix)
Aslıhan Gürbüz y Fatih Artman protagonizan un "Un fuerte aplauso" (Foto: Netflix)

Luego de descubrir que este había decidido volver a la seguridad de su útero y debatir qué hacer, Zeynep recibe una llamada del futuro, era su esposo Mehmet, mucho más maduro y decidido, rasgos que no notaba en el del presente, pero que le parecían atractivos. Gracias a él, la pareja decide volver a traer al mundo al niño, esta vez siendo mejores padres.

El pequeño siempre fue muy maduro y reservado, con muchos pensamientos nihilistas, lo cual le trajo problemas en sus relaciones, destacando su ruptura con Ahu, que esperaba mucho de él y nunca pudo cumplir con sus expectativas. Mientras tanto, sus padres tampoco lo pasaban bien. Ella esperaba que su esposo se convirtiera en el hombre del futuro con el que conversó, pero eso nunca pasó.

Metin los culpó de todos sus problemas, por lo que decidieron permanecer juntos para ser mejores padres para su hijo. No ocurrió. La situación siguió empeorando, mientras que el pequeño creció siendo pesimista como su madre e indeciso como su padre. Con los años se volvió DJ y una persona morbosa y complicada.

"Un fuerte aplauso" se estrenó el 29 de febrero (Foto: Netflix)
"Un fuerte aplauso" se estrenó el 29 de febrero (Foto: Netflix)

EL FINAL DE “UN FUERTE APLAUSO”

Zeynep nunca perdonó que su hijo huyera de su realidad volviendo al útero, sintiéndose desconsolada cuando se dio cuenta de que su hijo hubiera preferido no nacer antes que vivir la vida que le había regalado. Cuando se juntaba con su hijo, solo se quejaba de su soledad, mientras que este, lejos de aceptar que fue ausente, culpó a su padre de los problemas de su madre.

En el cierre, Mehmet reflexionó sobre la posibilidad de ser una pasiva naranja, sin la complejidad de las emociones. Su hijo no dudó en pintarse de anaranjado el rostro y vestirse de cabeza a los pies del mismo color: ahora sería esa fruta. Finalmente, Zeynep abandona a su esposo mientras duerme, admitiendo que nunca fue ese hombre con el que habló por teléfono y que tenía miedo de volver a empezar a su edad.

La mujer decidió apoyar a su hijo, convertido en una naranja. Siempre pensó que estaba destinado a la grandeza, pero ahora era un hombre vestido de fruta meditando al lado de la carrera. Finalmente, Metín muere por la mordedura de una serpiente, pero Zeynep termina descubriendo que, de alguna forma, este regresó a la seguridad de su útero.

Un final absurdo en verdad, pero con un mensaje: un niño creció viendo a sus padres con muchos defectos, distantes y temerosos de expresarse, formando un matrimonio disfuncional que discutía en frente de él. Al final, ese joven solo quería dejar de existir y su deseo se hizo realidad en el cierre de la cinta. Al final, la sonrisa de Zeynep parece ser esperanza: empezar de cero y hacerlo bien.

"Un fuerte aplauso" se estrenó el 29 de febrero (Foto: Netflix)
"Un fuerte aplauso" se estrenó el 29 de febrero (Foto: Netflix)

SINOPSIS DE “UN FUERTE APLAUSO”

En medio de una crisis existencial y anhelando su vida pasada en una naranja, un hombre navega las aguas de su peculiar vida familiar en este drama que recorre varias décadas”, indica el  en Netflix.

TRÁILER DE “UN FUERTE APLAUSO”

Si te gustó este artículo, puedes leer algunos otros acerca de Netflix:

SOBRE EL AUTOR

Periodista. Licenciado en Ciencias de la Comunicación, actualmente se desempeña como redactor del núcleo de audiencias. Interesado en deportes, lucha libre y entretenimiento.


TAGS RELACIONADOS

Contenido Sugerido

Contenido GEC