• El buque, conocido como Iron Scow, ha vuelto a aparecer en las Cataratas del Niágara dejando asombrados a los trabajadores del parque nacional.(Foto: Captura)
    1/5

    El buque, conocido como Iron Scow, ha vuelto a aparecer en las Cataratas del Niágara dejando asombrados a los trabajadores del parque nacional.(Foto: Captura)

  • El buque, conocido como Iron Scow, ha vuelto a aparecer en las Cataratas del Niágara dejando asombrados a los trabajadores del parque nacional.(Foto: Captura)
    2/5

    El buque, conocido como Iron Scow, ha vuelto a aparecer en las Cataratas del Niágara dejando asombrados a los trabajadores del parque nacional.(Foto: Captura)

  • El buque, conocido como Iron Scow, ha vuelto a aparecer en las Cataratas del Niágara dejando asombrados a los trabajadores del parque nacional.(Foto: Captura)
    3/5

    El buque, conocido como Iron Scow, ha vuelto a aparecer en las Cataratas del Niágara dejando asombrados a los trabajadores del parque nacional.(Foto: Captura)

  • El buque, conocido como Iron Scow, ha vuelto a aparecer en las Cataratas del Niágara dejando asombrados a los trabajadores del parque nacional.(Foto: Captura)
    4/5

    El buque, conocido como Iron Scow, ha vuelto a aparecer en las Cataratas del Niágara dejando asombrados a los trabajadores del parque nacional.(Foto: Captura)

  • El buque, conocido como Iron Scow, ha vuelto a aparecer en las Cataratas del Niágara dejando asombrados a los trabajadores del parque nacional.(Foto: Captura)
    5/5

    El buque, conocido como Iron Scow, ha vuelto a aparecer en las Cataratas del Niágara dejando asombrados a los trabajadores del parque nacional.(Foto: Captura)

Un barco que llevaba más de un siglo atrapado en una zona rocosa de las Cataratas del Niágara se ha movilizado 45 metros a causa del clima, dejando sorprendidos a los trabajadores del famoso sitio turístico ubicado en Canadá. La historia fue compartida en redes sociales y se hizo viral.

La embarcación, conocida como Iron Scow o Niagara Scow, naufragó el 6 de agosto de 1918, cuando Gustave F. Lofberg y Frank Harris se encontraban limpiando arena del río Niágara por encima de la cascada.

En cierto momento, el remolcador que iba a devolverlos a la orilla se soltó y el buque flotó río abajo quedando varado a unos 590 metros de una de las famosas cataratas.

Afortunadamente, ambos marineros fueron rescatados gracias a unas boyas amarradas con cuerdas.

Por otra parte, el Iron Scow pasó más de un siglo alojado en un sitio rocoso sin poder salir, convirtiéndose desde entonces en parte de la tradición local.

Sin embargo, recientemente se movilizó luego de más de 100 años cuando una tormenta provocó que el barco, extremadamente deteriorado, corriera unos 45 metros río abajo y quedando de lado.

“Podría estar atrapado allí durante días, o podría estar atrapado allí durante años. Con el scow todo es una incógnita”, dijo Jim Hill, gerente de patrimonio de la Comisión de Parques del Niágara.

TE PUEDE INTERESAR


TAGS RELACIONADOS