El interruptor de la luz puede ser uno de los elementos más sucios en el hogar. (Foto: Agelos Grigoriou / Pexels)
El interruptor de la luz puede ser uno de los elementos más sucios en el hogar. (Foto: Agelos Grigoriou / Pexels)

Están en la mayoría de paredes de nuestro hogar y si los descuidamos se llenan de polvo, manchas o cambian de color, dando una mala impresión a la decoración. Los interruptores de luz son usados a diario y en ellos quedan las huellas de los dedos, más aún cuando no estaban bien aseados. Si te preguntas cómo y cada cuánto dejarlos impecables, pero tienes temor de limpiarlos y sufrir un accidente o algunas riesgosa descarga eléctrica, desde Mag te dejamos y es seguro para también aplicarlo a los enchufes.

Mira también:

El tenerlos bien cuidados no parte solo por un tema de estética, sino que al ser objetos de uso común pueden acumular gran cantidad de virus y bacterias que causen enfermedades entre los integrantes de la familia.

Es por eso que los enchufes e interruptores también se deben limpiar para que no tengan una apariencia desagradable y siempre luzcan como nuevos, pero si le tienes temor a la electricidad, aquí te explicamos cómo hacerlo.

¿Cada cuánto debes limpiar los interruptores y enchufes?

Es importante prestar atención a la limpieza regular del interruptor de luz para evitar que se llene de suciedad y bacterias. Además, si hay demasiado polvo acumulado este puede afectar también a las áreas de la pared que están cerca y formarse un cerco oscuro de mugre. Lo ideal es realizar un repaso de interruptores con la limpieza semanal, aunque también puedes marcar esta tarea en tu lista y haacerla al menos una vez al mes.

Paso a paso para limpiar los interruptores y dejarlos relucientes

Al ser una superficie de plástico, tiende a ponerse de color amarillo o formarse una capa de polvo gris que resulta antihigiénico. Sigue estos trucos para limpiarlo sin sufrir un accidente o, si prefieres, baja el switch de la luz por un momento.

Moja un trozo de algodón con un desinfectante que puede ser alcohol isopropílico, agua oxigenada o vinagre blanco. La idea es que no quede empapado para que no caiga líquido dentro del interruptor o los enchufes, algo que podría ser muy peligroso. Frota la parte exterior y los apagadores para ir quitando la suciedad.

Lo siguiente será tomar unos cotonetes o hisopos y remojarlos un poco en el desinfectante elegido para repasar las áreas que parezcan más difíciles de limpiar. Eso sí, nunca los metas en los huequitos del enchufe. Para que queden totalmente relucientes y como nuevos el paso final es limpiar por completo el área con un paño limpio.

¿Este truco casero te pareció interesante y y el cuidado de tu hogar sin invertir mucho dinero? Como este ‘hack’, hay otro tipo de utilitarios que serán de tu agrado. Te invitamos a conocerlos y ponerlos en práctica. Para ello, para más trucos caseros en Mag, y listo. ¿Te animas?


NOTICIAS SUGERIDAS

Contenido GEC

No te pierdas