Los discos de vinilo han vuelto a estar de moda en los últimos años y, para seguir utilizándolos, es necesario mantenerlos limpios. (Foto: Pexels/Muffin Creatives).
Los discos de vinilo han vuelto a estar de moda en los últimos años y, para seguir utilizándolos, es necesario mantenerlos limpios. (Foto: Pexels/Muffin Creatives).

Pese a que hoy en día existen diferentes servicios de música, los discos de vinilo siguen siendo los preferidos por miles de personas. Para melómanos y coleccionistas, les presentamos a continuación un que les permitirá limpiar tus LP sin estropearlos.

Los discos de vinilo se introdujeron en 1948 y, a pesar que ha pasado más de 70 años, aún hay personas que los tienen guardados en algún rincón de sus casas. Ya sea por la calidad de sonido o por el afán de coleccionar discos, hoy en día se sigue escuchando en diferentes partes del mundo.

Lo más probable es que algunos usuarios tengan sus discos llenos de polvo o con algún tipo de mancha, ya sea por tiempo o por simple descuido. Te invitamos a tomar nota para que, por medio de un , logres tener tus viejos vinilos como nuevos.

¿Cómo limpiar tus discos de vinilo sin estropearlos?

  • Utiliza un paño de microfibras para eliminar el polvo de los discos de vinilo y realiza movimientos circulares.
  • Remoja un lavavajillas con apenas unas gotas de agua destilada y jabón líquido para trastes. Luego, limpia los discos realizando movimientos circulares, desde el centro hacia afuera.
  • Utiliza una toalla de microfibra para secar los discos correctamente, realizando también movimientos circulares

Cuidado con la humedad y el desorden

Hay personas que guardan sus discos en columnas, pero para un mejor orden es mejor colocarlos en estanterías de forma vertical, tal como recomienda . También es conveniente no dejar los LP al aire libre, bajo la luz del sol o en un lugar con mucha humedad.

¿Qué es un truco casero?

En su mayoría son opciones sencillas y de bajo costo que permiten dar solución a problemas de limpieza, cocina, organización o decoración; en sí, todas aquellas dificultades que nos quitan tiempo y que tienen una salida cambiando la rutina.

Un truco casero o remedio casero es realizado con insumos que fácilmente se pueden encontrar en el hogar como el bicarbonato de sodio, vinagre blanco, lejía o el agua oxigenada. Su plus es que no resultan costosos y son más exitosos que muchos productos comerciales que se encuentran en el mercado.


Síguenos en nuestras redes sociales:


Contenido sugerido

Contenido GEC

No te pierdas