Estos trucos caseros sirven para agrandar o ensanchar tus zapatos y puedas caminar con comodidad. (Foto: Pexels)
Estos trucos caseros sirven para agrandar o ensanchar tus zapatos y puedas caminar con comodidad. (Foto: Pexels)

Evitar gastar en nuevo calzado y dale una segunda vida al que tengas. Hay ofertas por Internet que valen la pena aprovechar, más aún cuando se trata de botas o zapatos de cuero; sin embargo, cuando llegan a casa uno se da cuenta que están algo apretados o no son la talla correcta. En esos casos no todo está perdido, pues un permite ensanchar el calzado con solo un ingrediente de cocina que es muy fácil de conseguir. Desde Mag te explicamos al detalle, paso a paso, lo que tienes que hacer para no sufrir con las ampollas o lesiones indeseadas. Toma nota.

MIRA TAMBIÉN | Cómo quitar manchas amarillas de la ropa blanca: los mejores trucos caseros

En Google, el buscador más grande, uno encuentra una gran cantidad de consejos para estas situaciones como, por ejemplo, emplear un secador de pelo, algo que solo funciona si hablamos de unos tacones de cuero o gamuza. De igual manera, si tienes zapatillas deportivas o de lona se puede colocar dentro una bolsa con agua y meter todo en el congelador por unas horas.

El truco para estirar zapatos nuevos

  • Este método consiste en pelar una patata grande y secarla muy bien. Utiliza papel toalla para mejor efecto.
  • Ponla dentro del zapato y hazla encajar en la punta. También puedes ponerla dentro de un papel de seda o bolsa de tela fina. Deja reposar durante 10-12 horas.
  • Pasado el tiempo retira el alimento y limpia la parte interior.
  • Notarás cómo tu zapato se ensanchó, esto debido a que se libera un líquido natural que suaviza la pieza. Si sientes que falta una talla más, repite el proceso al día siguiente.

Otros tips para agrandar zapatos

  • Papel de periódico: este método consiste en humedecer un poco de papel y meterlo en la parte de la punta haciendo presión. Dejarlo así por unas horas hasta que deje de apretar.
  • Crema hidratante: unta con crema el zapato y, en el caso de que lo lleves sin calcetín, también ponte bastante crema en el pie. Este truco es muy usado para ensanchar las tiras de las sandalias.
  • Bolsas de plástico: sólo necesitas reunir algunas y hacer el siguiente procedimiento: realizar bolitas con las bolsas de plástico e introdúcelas en los zapatos hasta que éstos queden rellenos por completo. Espera unas dos o tres días antes de sacar las bolsas y probar cómo quedaron.
  • Alcohol: Mezcla agua y alcohol, a partes iguales, en una botella con atomizador. Rocía en tus zapatos, especialmente en las zonas donde sientes que aprieta. Haz bolitas con papel blanco e introdúcelas en el interior del calzado, deja reposar toda la noche. Al día siguiente, prueba tus zapatos y camina con ellos.

El truco para ensanchar los jeans

Primero, hay que meter los pantalones en la lavadora para lavarlos, de la misma manera en los que sueles hacerlo. Lo mejor para que no encojan es poner un ciclo de lavado corto a 30 grados de temperatura.

Una vez acabado el lavado, tienes que ponerte los jeans húmedos y hacer unos ejercicios para que se ensanchen: sentarte en una silla, tocarte las puntas de los pies, hacer algunas sentadillas y abrir y cerrar las puntas. Puedes sumar las actividades que consideres para que la prenda ceda un poco.

Después, quítate los jeans y tiéndelos para que se sequen. Lo mejor es tenderlos en una habitación fresca y bien ventilado. Una vez que los pantalones estén completamente secos, podrás comprobar lo bien que te quedan y son fáciles de abrochar sin necesidad de tener que dar saltos o aguantar la respiración.

Otro truco que se ha vuelto viral en las redes sociales es el de meter los jeans en el congelador para mantener su color original por más tiempo. Además, varios usuarios aseguran que las bajas temperaturas también funcionan para neutralizar los malos olores, como el del tabaco. Solo hay que meter los pantalones en una bolsa hermética y meterla al congelador. Y listo.

Trucos caseros para lavar una prenda engomada sin dañarla

1. Jabón líquido

  • Un bowl con agua poner también 1 cucharada de jabón líquido y 1 cucharada de suavizante
  • Mezclar bien para que se integre todo.
  • Estirar la prenda sobre una superficie plana y sumergir un trapito en la preparación.
  • Frotar suavemente sobre las manchas o zonas que se vean sucias.
  • Poner a secar a la sombra y listo.

2. Sal

  • Si tu pantalón o falda tiene una mancha muy difícil de sacar, prueba colocando la tela en una mezcla de agua fría con sal durante 30 minutos.
  • Luego añade lavandina o hipoclorito de sodio de acuerdo al color de la prenda.
  • Si esto no funciona, remoja la ropa en agua caliente con jabón de ropa y frota con un cepillo suave.

Trucos caseros para limpiar zapatos de gamuza

Lo primero que hay que hacer si se ensucian es limpiar la mancha de inmediato mientras aún esté fresca con un papel toalla. Así, evitarás que se siga extendiendo por la superficie del zapato de gamuza. Si no puedes hacerlo y la mancha se seca, lo mejor para limpiarla es utilizar un borrador blanco.

Frota suavemente sobre la mancha hasta que vaya saliendo y pasa luego un paño seco para peinar la gamuza de manera homogénea. Hazlo con mucha delicadeza para no estropear el material siguiendo siempre la misma dirección de la gamuza.

Si no logras que la mancha salga puedes usar un poco de vinagre blanco. Humedece ligeramente un trapo limpio y presiona con suavidad sobre la mancha del zapato. No debes frotar, solo presiona con movimientos suaves para limpiar zapatos de gamuza.

El bicarbonato de sodio también funciona para limpiar las manchas de tus zapatos de gamuza. Solo tienes que esparcir un poco de este producto sobre la mancha seca y dejarlo que actúe por dos horas. Transcurrido este tiempo, retira el bicarbonato cepillando suavemente con un cepillo específico para gamuza.

¿Qué es un truco casero?

¿Desconoces? En su mayoría son opciones sencillas y de bajo costo que permiten dar solución a problemas de limpieza, cocina, organización o decoración; en sí, todas aquellas dificultades que nos quitan tiempo y que tienen una salida cambiando la rutina.

Un truco casero o remedio casero es realizado con insumos que fácilmente se pueden encontrar en el hogar como el bicarbonato de sodio, vinagre blanco, lejía o el agua oxigenada. Su plus es que no resultan costosos y son más exitosos que muchos productos comerciales que se encuentran en el mercado.


Síguenos en nuestras redes sociales:


TAGS RELACIONADOS