En la imagen se logra observar a una persona cortando una cebolla para su aderezo. | Foto referencial: Katerina Holmes - Pexels
En la imagen se logra observar a una persona cortando una cebolla para su aderezo. | Foto referencial: Katerina Holmes - Pexels

Con la llegada de la pandemia por la COVID-19, miles de personas en todo el mundo descubrieron muchos que lo tenían oculto y, en cierta medida, desconocían hasta la fecha; sin embargo, esto ahora se volvió una práctica más común y se podría decir que son todos unos expertos. Una de ellas guarda relación a sus habilidades culinarias.

MIRA TAMBIÉN | Cómo conseguir los mejores precios en una tienda siguiendo los trucos de un ‘tiktoker’

Las personas pueden guiarse a través de videos subidos a , YouTube e Instagram, pero siempre hay un problema con el que deben lidiar y no precisamente es por la falta de ingredientes o de conocimientos, sino por la “culpa” de la cebolla.

¿Cómo así? Como se sabe, es inevitable derramar algunas lágrimas mientras cortamos la cebolla y una de las en Internet es por qué ocurre eso. Esto se debe a la reacción química de los componentes del mismo.

De acuerdo a la página web del , al cortar una cebolla se liberan diversas sustancias químicas, entre ellas encimas y aminoácidos sulfóxidos, los cuales están compuestos con azufre de este vegetal.

Esto a medida que cortamos la cebolla, el gas se evapora y, por ende, llega hasta nuestros ojos. Se recomienda usar una tabla de picar diferente para carne, frutas y verduras, pero hay muchos más consejos e información para evita lagrimear.

Consejos para evitar llorar al cortar una cebolla

  • Usar lentes que protejan los ojos.
  • Congelar la cebolla antes de cortarla.
  • Cortar la cebolla bajo agua fría para que así los compuestos volátiles sulfurados reaccionen con el agua.
  • Hacer el corte de la cebolla lo más rápido posible.

Todas estas recomendaciones son para que las emisiones de gas sean de menor duración y dañen los ojos. Un dato a tomar en cuenta es que poseer un cuchillo bien afilado también evitará lagrimear.

A medida de más lágrimas, mayor reacción

Según el Dr. Alberto Ollero, el gas con azufre, al combinarse con las lágrimas, producirá un ácido sulfúrico. Esto último es irritante para los ojos y hace que el cerebro, como reacción, intente producir más lágrimas con el objetivo de diluir el ácido.


Síguenos en nuestras redes sociales: