Conoce por qué es importante cambiar las cerraduras. | Imagen referencial: Pexels
Conoce por qué es importante cambiar las cerraduras. | Imagen referencial: Pexels

Una segura es una con la cerradura en perfecto estado, pero esto no siempre ocurre. Por lo general, la mayoría de personas le dan mayor importancia al tema de que bloquear la puerta principal, que es por donde el delincuente suele intentar ingresar a la vivienda. ¿Cómo saber si ya es hora de renovarlo? Aquí te lo contamos.

MIRA TAMBIÉN | Truco para hacer lentejas sin que se despellejen

Antes de responder a la inquietud es preciso recalcar que uno de los métodos más empleados por los ‘amigos de lo ajeno’ es el llamado “bumping”, que es insertar en una cerradura una lleva realizada con la posición más baja a la que llegan los pistones de las cerraduras y después de ello golpearla con un objeto, ya sea con un martillo o comba.

¿Qué ocurre con esto? Tras el golpe recibido, los pistones se separan de, valga la redundancia, de los contrapistones y esto hace que se libere el giro de la llave, así lo indica el portal de España, citado por la página web Decoracción.

Otro factor clave es saber el tiempo de antigüedad de la cerradura puesto que, si ya tiene varios años o está un poco oxidado, entonces será más fácil la tarea para el ladrón. Por ello se debe hacer un constante mantenimiento a la puerta en todos sus aspectos.

Sin más preámbulos, aquí te decimos cada cuánto tiempo se recomienda cambiar las cerraduras de la puerta, sobre todo, principal.

¿Con que frecuencia se debe cambiar las cerraduras de la puerta?

De acuerdo a 20 Minutos, citando al portal web , se recomienda cambiar la cerrajería cada 10 a 15 años, dependiendo del estado. De esta forma, la casa estará más segura ante una posible visita de los delincuentes. Otro aspecto a tomar en cuenta es reforzar la puerta principal con dos cierres en lugar de uno.

¿Qué tan seguras son las puertas automáticas?

Detectan al instante cualquier intrusión a través de sensores y su emisión de rayos infrarrojos. Siempre pasa que después de haber cerrado las puertas y echado el pestillo nos acordamos de algo que nos hemos olvidado dentro de casa y vuelta a repetir el proceso, así lo indica el portal .


Síguenos en nuestras redes sociales: