Pollo empanizado. (Foto: Pexels)
Pollo empanizado. (Foto: Pexels)

El pollo es una de las carnes más consumidas del mundo y uno de los platos que más preparamos con él es el pollo empanizado, una preparación que tiene un sinfín de adeptos y que se convierte en un básico de cualquier hogar al momento de cocinar. Pero, ¿Cómo hacer para que el pollo empanizado quede aún más crujiente? Hoy en MAG te damos unos para lograrlo.

Ingredientes para el pollo empanizado

Los ingredientes necesarios para conseguir el pollo empanizado aún más crujiente son muy fáciles de conseguir e incluso muchos de ellos podrías tenerlos en tu alacena. Para su preparación necesitarás:

  • Cuatro filetes grandes de pollo
  • Un huevo batido
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta

Receta de pollo empanizado crujiente

En el caso de que no vengan fileteadas las pechugas, tendrás que cortarlas en trozos de unos 3-4 mm de grosor. Además, si quieres que las pechugas tengan aún más sabor, podrás coger un martillo aplanador y darle unos golpes a trozos para que estos se aplanen aún más, aunque es algo opcional.

Luego, una vez que los filetes estén listos, coge un plato hondo, casca un huevo y bate hasta que no se pueda diferenciar la clara de la yema. En ese momento, será el momento de reservar para más tarde.

Pollo empanizado. (Foto: Pexels)
Pollo empanizado. (Foto: Pexels)

Ten un crujiente pollo empanizado con este truco

Una vez hechos los pasos anteriores, es el momento de conocer el truco para conseguir que el rebozado sea más crujiente. En este caso será necesario sustituir el pan rallado por panko.

El panko es un pan rallado japonés que se caracteriza por tener un crujiente a base de migas de pan seco y es fácil de conseguir. Una vez que se tiene batido el huevo, se debe añadir en un plato una generosa cantidad de panko, salpimentando la mezcla para que adquiera todo el sabor de los filetes.

El panko es clave, pero el aceite también. Para ello, habrá que pasar una sartén con abundante aceite al fuego a temperatura media y dejando que se precaliente durante un espacio de unos 5 minutos. Antes de que el aceite llegue a estar en su punto es el momento de proceder a rebozar el pollo.

Primero se debe empapar el filete de pollo en el huevo batido, para seguidamente retirar el exceso de huevo y pasarlo por el panko hasta que cubra todo el filete. Hecho esto llega el momento de cocinar el pollo. Para ello habrá que ir introduciendo uno a uno los filetes en el aceite caliente, dejando que se cocinen durante 2-3 minutos, hasta que el empanizado pase a estar dorado. ¡Y listo! ¡A comer!


Síguenos en nuestras redes sociales:


TAGS RELACIONADOS