Una mujer metiendo comida a la nevera. | Foto referencial: hedgehog94 / Freepik
Una mujer metiendo comida a la nevera. | Foto referencial: hedgehog94 / Freepik

Seguramente lo has hecho alguna vez o quizás no, pero sí es importante que conozcas los que significa guardar la comida caliente en la nevera. Sí, puede que te parezca un acto inocente o irrelevante este hábito; sin embargo, es mucho más que eso y aquí en MAG te decimos las por las que deberías dejar de hacerlo.

Si eres de las personas que no cuenta con mucho tiempo en el día, es probable que tengas como costumbre guardar la comida directamente una vez terminado de cocinar. Es más, lo metes en tuppers o envases con cierre hermético para que se conserve por más tiempo.

Esto no solo afectará a tu frigorífico, sino también podría verse comprometido tu salud. Te recomendamos quedarte en la nota para que sepas los riesgos que conlleva esta práctica.

Por qué no debes guardar la comida caliente en la nevera

El primer problema con el que lidiaremos será con el frigorífico. Como se sabe, la principal función de la nevera es mantener las temperaturas bajas para que los alimentos se conserven fríos.

Pero ¿qué ocurre si metemos algún alimento a temperaturas más elevadas? La máquina seguirá funcionado, eso no te preocupes. Sin embargo, tendrá que esforzarse más y, por ende, gastar más energía para llegar a los 4 o 5 grados, de tal forma que su vida útil se acortará.

Ahora bien si con lo explicado no te convenció, de seguro cambiarás de opinión tras conocer que al poner un recipiente o plato caliente en la nevera, la temperatura interior y la de los alimentos que se encuentran cerca, aumentará.

¿Qué podría causar? Riesgo de contaminación de los propios alimentos, disminuyendo su tiempo de almacenamiento óptimo. Asimismo, cabe la posibilidad de que se pueda fabricar toxinas al cambio brusco de temperatura.

Otra razón para no meter la comida caliente en la nevera es el efecto que podría repercutir en otros alimentos. ¿Qué queremos decir? Al introducir un alimento que quizás todavía no está listo o en bolsas calientes, se le pegarán con gran facilidad los malos olores que si lo hacemos con temperatura ideal.

Por último, guardar la comida caliente puede hacer que alguno de ellos se estropee al romperse la cadena de fría. Cabe precisar que una de las causas más comunes de intoxicaciones alimentarias es a raíz del enfriamiento inadecuado de los alimentos cocinados.

¿Este truco casero te pareció interesante y aprendiste un poco más sobre la limpieza y el cuidado de tu hogar sin invertir mucho dinero? Como este ‘hack’, hay . Te invitamos a conocerlos y ponerlos en práctica. Para ello, : más trucos caseros en Mag, y listo. ¿Te animas?

Contenido sugerido

Contenido GEC

No te pierdas