El agua en la que hervimos la pasta se puede reciclar para otros usos. (Foto: Pixabay)
El agua en la que hervimos la pasta se puede reciclar para otros usos. (Foto: Pixabay)

Una vez que la está al dente, es común dejar que el agua de cocción se deseche, grave error. Y es que este líquido es de mucha utilidad en el hogar y muy pocos conocen todo lo que se puede hacer con él. A continuación te contamos cómo aprovecha esta agua. Presta atención sobre las distintas formas en las que se puede emplear esta sustancia.

MIRA: Los 10 errores más comunes al cocinar pasta

Los fideos son uno de los más consumidos a nivel mundial y con ellos se preparan una infinidad de muy sabrosas y sencillas pero, si eres amante de estos platillos, también debes saber los usos prácticos que tienen una parte esencial de su preparación.

MIRA: Cómo hacer la salsa blanca para las pastas

Antes de hacer una deliciosa pasta con salsa blanca, al pesto o boloñesa, lo primero es cocer la pasta. Es agua se vuelve rica en sales minerales y almidón, por lo que se puede reciclar y usar en la cocina o limpieza.

Una vez que se ha hervido la pasta, tan solo tienes que pasar el agua por un colador y ya estará lista para usarla. Aquí te dejamos algunas ideas.

1. Para cocinar verduras

Una gran manera de darle otro uso es para preparar verduras al vapor. Coloca el agua en una olla y añade las verduras para mantener su valor nutricional.

2. Base para las salsas

Un gran truco de los chefs italianos es guardar el agua después de colar la pasta y añadir un poco en la salsa que estés preparando, ya sea pesto, boloñesa, carbonara, entre otras. Esto hará que la preparación tome un poco más de consistencia, si es que está demasiado aguada.

Eso sí, no debes pasarte en la cantidad que agregas. A lo mucho deberás reservar una taza de este líquido y sumarlo dependiendo de la salsa que prepares. Esto se debe a que el almidón del agua de cocción es espesante.

3. Para remojar legumbres

El agua de cocción, al ser ligeramente salada, se puede usar para remojar secas como garbanzos o lentejas. Los expertos recomiendan usar el líquido de la pasta para dejarlos en él un día antes de prepararlos.

4. Como caldo para las sopas

El agua de pasta tendrá un poco del almidón y del sabor de la pasta, por ello se le puede adicionar algunas verduras y convertirse en un excelente caldo en las sopas.

A menudo cometemos el error de hervir la pasta en agua escasa. No escatimemos pues puede usarse una vez más. (Foto: Pixabay)
A menudo cometemos el error de hervir la pasta en agua escasa. No escatimemos pues puede usarse una vez más. (Foto: Pixabay)

5. Mascarilla para hidratar el cabello

No solo es ideal para comidas, sino también para el cuidado personal. Los nutrientes (sales minerales y almidón) que se encuentran en la pasta al momento de hervirla quedan en el agua, por ello es buena usarla para hidratar y aportar nutrientes al cabello.

Puedes crear una mascarilla para aplicar antes de lavarlo con champú. Solo déjalo actuar durante un cuarto de hora antes de lavarte para que quede muy suave.

6. Detergente casero para platos

El almidón que se encuentra en el agua es óptima para lavar los platos, cubiertos o vasos de cristal, pues funciona muy bien como detergente natural e incluso con las ollas. De hecho, al ser caliente, ayuda a eliminar grasas y suciedad. Deja en remojo los utensilios en ese líquido durante unos minutos antes de ponerlos en el lavaplatos o lavarlos a mano.

7. Para regar las plantas

El agua de cocción de la pasta, especialmente si has usado muy poca sal, se puede usar para regar las plantas, el huerto o el jardín. Solo déjala enfriar y ponla en una regadera.