En la foto se logra observar una mesa de estar y una pequeña biblioteca. | Imagen referencial: Pexels
En la foto se logra observar una mesa de estar y una pequeña biblioteca. | Imagen referencial: Pexels

Si eres de las personas que trabaja home office o estudias de forma remota, es casi un hecho que tu mayor soporte será una . Esto puede resultar algo incómodo si una de las patas está desnivelada y está acabando con tu paciencia. En la siguiente nota te traemos la solución definitiva para que lo puedas arreglar tú mismo y no te veas en la necesidad de requerir los servicios de un tercero.

MIRA TAMBIÉN | Los beneficios de la avena antes de realizar alguna actividad física

Cómo arreglar una mesa coja

En primer lugar, deberás ubicar el origen del fallo para atacarlo ‘desde la raíz’. Eso sí, asegúrate que el problema sea una pata coja y no el desnivel del propio suelo.

¿Qué hacer en este caso? Simple. Utiliza una cinta métrica y un nivel. Tras corroborar este punto, el siguiente paso será recurrir un pedazo de corcho y recortarlo en forma de disco con la altura que existe entre el suelo y la pata. Ojo, sirve de cualquier botella.

Posteriormente, pégalo a la pata más corta con ayuda de un pegamento fuerte o sino de una cinta aislante. Ambos elementos son válidos. ¿Solo se puede con corcho de botella? Por supuesto que no. También lo puedes fabricar tú mismo de madera y clavos.

Si no te convenció este método, en las ferreterías venden como una especie de ‘taco’ para nivelar las mesas. De preferencia comprar dos. Asimismo, también lo puedes lijar para que todas las patas queden al mismo nivel.

Un método más rústico

Si no cuentas con mucho presupuesto, un método muy efectivo es el uso de un chicle. ¿Un chicle? Así como lo lees. Primero deberás lijar la pata coja, después pegar uno o dos chicles masticados con un poco de papel y finalmente vendarlo con una cinta aislante. Verás cómo la mesa vuelve a su estado original.


Síguenos en nuestras redes sociales: