Trucos caseros para quitar las arrugas de la ropa sin tener que planchar. (Foto: Pexels)
Trucos caseros para quitar las arrugas de la ropa sin tener que planchar. (Foto: Pexels)

El montón de ropa para planchar se acumula en un rincón de la casa, y no hay como, ni cuando empezar: una situación que se repite en millones de hogares. Es una de las tareas del hogar que menos nos gusta hacer. Es aburrido, cansado y no dura mucho el resultado del esfuerzo, porque siempre hay alguna prenda que se incorpora en la ropa pendiente de planchar.

MÁS | Trucos caseros para limpiar un colchón con manchas de orina

Pues bien, basta de lamentos, ya que hay algunos bastante ingeniosos y creativos para tratar no volver a planchar nunca más, sin que impliquen tener siempre arrugas. Desde te ofrecemos más de un consejo para dejar la plancha a un lado, o al menos que se convierta en una tarea solo esporádica.

Cómo quitar las arrugas de la ropa sin plancha

Toma nota de estos trucos caseros que son muy fáciles de aplicar y que hará que tu ropa quede perfecta. Además, también te servirán cuando estés de viaje y la plancha no sea una opción a mano.

1. Con la secadora o la plancha de cabello

El hack más fácil de todos consiste en colgar la prenda de un gancho de ropa y dirigir el calor de la secadora de cabello hacia la zona arrugada, insistiendo hasta que desaparezcan. Si se trata de marcas muy pronunciadas puede que no consigas tu objetivo. Entonces, es el momento de la plancha de pelo.

Para eso quizás si pueda servirte la plancha del pelo. Este electrodoméstico te será muy útil para las arrugas más extremas de tus prendas, por ejemplo en el cuello, las mangas o la zona de los botones.

2. Con agua pulverizada

Para este truco necesitarás un pulverizador. Luego, rocía con agua a unos 30 centímetros de distancia sobre la arruga de la prenda colgada en un perchero. Cuando se seque, la zona tratada quedará completamente lisa. O, al menos, se difuminarán un poco las arrugas más marcadas de la prenda.

La ducha caliente es una aliada para no planchar la ropa. (Foto: Pexels)
La ducha caliente es una aliada para no planchar la ropa. (Foto: Pexels)

3. Con el vapor de una tetera

Este ingenioso trucos es el mejor para los pliegues más pequeños de la prenda. Calienta agua en una tetera y espera hasta que hierva. Sostén la parte arrugada a unos 30 centímetros de la salida del vapor de agua y verás cómo poco a poco irán desapareciendo los pliegues de la prenda. Es el mismo principio de la plancha, solo que sin la necesidad de tener una.

4. En la ducha

Este método no es el más rápido, pero sí efectivo y sigue el mismo principio que la tetera: permite aprovechar el vapor que se genera con el agua de la ducha para dejar la ropa como recién planchada. Un ahorro de trabajo y energía que se consigue colgando la ropa en el baño cerca de la ducha, pero con cuidado de que no se moje. Cuando acabes de ducharte, las arrugas desaparecerán.

5. Con una tela humedecida

Se trata de colocar la prenda en una superficie plana y poner una tela húmeda (una toalla o una gasa) sobre ella. Se presiona en la zona de la arruga mientras, al mismo tiempo, tratamos de alisarla. Cuando la prenda se seque, los pliegues o arrugas se habrán ido.

Cómo eliminar manchas negras de calcetines de color

  • Para lavar media de color solo tendrás que darles la vuelta al revés e introducirlos en la lavadora junto a prendas que sean de un tejido similar y cuya suciedad sea parecida. Es mejor que en el lavado no se encuentren junto a tejidos delicados o prendas como jeans.
  • Para un correcto lavado de los calcetines de color se debe empezar por introducirlos en la lavadora del revés, añadir el detergente habitual y programar un ciclo de lavado para prendas delicadas.
  • Se debe evitar el uso de suavizantes y en su lugar se puede utilizar una taza de vinagre blanco especial de limpieza. Este producto evitará los malos olores, que aparezcan bolitas y eliminará las manchas negras.
  • Si los calcetines tienen manchas muy negras, se deben tratar antes de meterlos en la lavadora. Se aconseja colocar los calcetines a remojo durante toda la noche en un recipiente con vinagre, jabón y media taza de sal.

¿Qué es un truco casero?

En su mayoría son opciones sencillas y de bajo costo que permiten dar solución a problemas de limpieza, cocina, organización o decoración; en sí, todas aquellas dificultades que nos quitan tiempo y que tienen una salida cambiando la rutina.

Un truco casero o remedio casero es realizado con insumos que fácilmente se pueden encontrar en el hogar como el bicarbonato de sodio, vinagre blanco, lejía o el agua oxigenada. Su plus es que no resultan costosos y son más exitosos que muchos productos comerciales que se encuentran en el mercado.

VIDEO RECOMENDADO

Sin acceso a este vital recurso, posiblemente estaríamos en una crisis sanitaria mayor a la que vivimos. Conoce 4 recomendaciones para ahorrar agua en tu hogar.