Ropa colgada en el clóset olerá muy bien luego de que apliques este truco casero. (Foto: Pexels)
Ropa colgada en el clóset olerá muy bien luego de que apliques este truco casero. (Foto: Pexels)

A veces abrimos el clóset para tomar un pantalón, o una , y notamos un olor raro, desagradable. A lo mejor es olor a cerrado, a humedad o a comida... ¿Por qué huele mal si la ropa está limpia? ¿Qué provoca que los armarios huelan mal? Hoy en Mag te revelamos unos y consejos de limpieza para que la ropa de tu armario siempre huela bien. Así que toma nota.

MÁS | Cómo hacer un buen cambio de armario

De nada sirve intentar tapar el mal olor sale de dentro del clóset, así que busquemos su origen, repasemos todos los focos que lo pueden generar y empecemos por el principio, por el lavado.

1. Lava correctamente

Intentando que nuestra ropa huela bien, podemos cometer el error de poner demasiado detergente o suavizante en la lavadora. Estos excesos a veces no se elimina correctamente si usamos programas cortos que no tienen un enjuague completo. Con el tiempo estos residuos pueden ser fuente del mal olor. Además en las toallas se acumulan muchas bacterias y deberían lavarse a como mínimo a 50ºC.

2. Ojo con el cesto de la ropa sucia

El cesto de la ropa sucia es otra gran fuente de problemas. No podemos poner allí ropa húmeda. Las toallas o la ropa de deporte deben lavarse inmediatamente después de usarlas o dejarlas secar antes de ponerlas con la otra ropa en el cesto. ¿Qué precauciones tomar para remediar el problema? Descubramos algunos del cesto de la ropa sucia.

Cesto de ropa sucia. (Foto: Pexels)
Cesto de ropa sucia. (Foto: Pexels)

3. Antes de guardar la ropa asegúrate de que esté seca

Este es otro de los problemas más comunes cuando ya no hace tanto calor y tenemos la ropa secándose durante días... Repasa bien toda la prendas antes de doblarla y ponerla en el armario. Asegúrate que bolsillos, cuellos y puños estén secos. Los jeans pueden empezar a oler a humedad antes de acabar de secarse. Si no tienes secadora, usa un secador de pelo o la plancha para secarlos.

4. Ventila la ropa y el armario

Si te sacas una prenda que vas a reutilizar, como los jeans o una camisa que has usado poco tiempo, siempre es mejor dejarla ventilar fuera del armario. El armario en sí, como nuestra habitación, también necesita airearse. Así que deja abiertas las puertas del clóset de vez en cuando.

5. Añade tu olor favorito

Ahora que ya hemos descartado las fuentes del mal olor, podemos hacer que nuestra ropa huela bien. La solución más tradicional es colocar saquitos de olor en los cajones o colgados de las perchas. Hay una infinidad de opciones a la venta. También puedes encontrar papeles perfumados para poner en el interior de los cajones.

Trucos caseros para quitar las polillas del armario

  • Cáscara de cítricos
  • Hojas de laurel
  • Clavos de olor
  • Lavanda
  • Aceite de cedro

Aprende a hacer un correcto cambio de armario

A veces resulta complicado realizar las labores domésticas, como limpiar la cocina, lavar los platos o recoger la mesa. Sin embargo, es importante hacerlas para mantener un hogar libre de polvo y lograr una sensación de bienestar. Si bien hay , en ciertas oportunidades las aceleradas rutinas provocan algún que otro caos en la casa.

A esto, se suma el temido cambio de armario, una tarea obligada cada seis meses (aproximadamente). Para quienes prefieren vestir de forma similar casi todo el año, esto no representa un problema. Sin embargo, otras personas se enfrentan a una actividad complicada. Si te sientes identificado, entonces toma nota los siguientes consejos que tiene para ti.

Elimina la humedad de los armarios con estos trucos caseros

Si has detectado humedad en tu hogar o departamento, es muy probable que también haya llegado a los closets o armarios, puesto que son espacios sin mucha ventilación y oscuros que, a la larga, genera malos olores en la ropa y la aparición de hongos. Con estos sencillos podrás decirle adiós a este pequeño inconveniente.

Se sabe que la humedad en los armarios crea un entorno en el que pueden crecer moho y hongos, como se mencionó líneas más arriba, que no solo afecta a las prendas de vestir sino también las paredes. Lo primero que debes tener en claro es no entrar en pánico porque existen soluciones. Presta atención a estos tips que tiene para ti.


Síguenos en nuestras redes sociales:


TAGS RELACIONADOS

Contenido sugerido

Contenido GEC

No te pierdas