Gracias a la piña puedas disfrutar de una piel sana y tersa de la forma más natural. (Foto: Pexels)
Gracias a la piña puedas disfrutar de una piel sana y tersa de la forma más natural. (Foto: Pexels)

La piña es muy común en los hogares del mundo. Elegida para preparar el jugo del desayuno, la ensalada o el snack perfecto a media mañana, esta fruta tiene diversos beneficios que no solo tienen que ver con la buena alimentación y vida sana, sino con la pues ayuda a desintoxicar la y tratar el rostro de una manera natural.

Así como es un excelente aliado a la hora de perder peso, evitar la retención de líquido o regular el tránsito intestinal gracias a su cantidad de fibra y pocas calorías que tiene, su contenido de vitamina C también ayuda al sistema inmunológico, previene el envejecimiento de las células, contribuye a la recuperación de la textura y firmeza de la piel, así como ayudar a la producción de colágeno.

Entonces, ¿cómo usarla para cuidar la ? Además de comerla a diario puedes aplicarla directamente sobre el rostro para obtener sus beneficios. Aquí te compartimos algunas recetas de mascarillas caseras que podrás preparar en casa para garantizar tu .

1. Para alejar el envejecimiento

Desde la revista Hola! mezclar en un recipiente media taza de fruta picada, una clara de huevo y ½ cucharadita de miel. Haz una pasta ligera y cubre la piel del cutis (evita el contorno de ojos). Hay que dejar actuar durante 20 minutos y retirar con abundante agua. Se aconseja hacerlo 2 o 3 veces por semana.

2. Para desintoxicar la piel

La piña también es muy buena para remover las células muertas. Para ello deberás realizar un remedio casero usando una taza de la fruta en trozos y la misma cantidad de papaya junto a una cucharada de miel. Licua los ingredientes hasta que se conviertan en puré. Aplicar la mezcla sobre el cutis limpio y seco y dejar actuar 20 minutos. Retirar con abundante agua tibia.

La piña también ayuda a acelerar la reparación de los tejidos cutáneos dañados. (Foto: Pixabay)
La piña también ayuda a acelerar la reparación de los tejidos cutáneos dañados. (Foto: Pixabay)

3. Para los poros abiertos

La mascarilla de piña es una solución natural y efectiva para cerrar los poros abiertos y homogeneizar la piel. Lo que debes hacer es mezclar una cucharada de miel y 1 1/2 de zumo de piña hasta lograr una pasta homogénea. Con la piel limpia y seca, aplicar la mascarilla evitando la zona ocular y dejar actuar 15 minutos.

Pasado el tiempo retirar la mascarilla de piña y miel con abundante agua tibia. Repetir el proceso dos o tres veces por semana.

VIDEO RECOMENDADO

Mascarillas para cuidar la piel en casa

Mascarillas caseras para limpiar, exfoliar e hidratar tu rostro

MÁS SOBRE CUIDADO PERSONAL