Si el gato tiene la posibilidad de salir al exterior en una zona como un patio o jardín, también debemos darle sombra y agua. (Foto: Pexels)
Si el gato tiene la posibilidad de salir al exterior en una zona como un patio o jardín, también debemos darle sombra y agua. (Foto: Pexels)

¿Ves que está demasiado cansado? Las altas temperaturas no solo afectan a los humanos, pues las mascotas también se incomodan, necesitan estar hidratadas y así alejarse de los peligros del calor. Tanto perros como pueden sufrir un golpe de calor y la prevención es vital. Aquí te brindaremos algunos trucos para que tu la pase bien durante el verano y sin correr riesgos innecesarios que afecten su salud.

MÁS INFORMACIÓN: Qué hacer si tu gato engorda

Durante el día es común verlos aprovechando los rayos y tumbarse al sol, pero un calor excesivo puede producir la hipertermia (aumento de temperatura corporal) y con esto llega el jadeo, dificultades respiratorias, coloración rojo intenso de las mucosas, fiebre, vómitos, hemorragias e, incluso, shock que hará necesario el acudir a emergencias para recibir atención veterinaria urgente. Además, pueden presentar quemaduras en nariz, orejas o pelaje blanco. Para evitarlo, se recomienda monitorear el tiempo de exposición solar y seguir estos consejos.

Pautas para cuidarlos en verano

1. Hidratación constante

Tu gato debe tener siempre agua fresca las 24 horas del día, sobre todo los días extremadamente calurosos, pues en tiempos de verano se deshidratan con mayor facilidad. Los expertos de Purina, marca de alimento para mascotas de Nestlé, indican que un buen truco es “añadir un par de cubos de hielo al lugar donde toma agua, de esta manera permanecerá fresca por más tiempo”.

2. Cuidado del pelaje

Si piensas que tu está teniendo demasiado calor, puedes refrescar su cuerpo y cabeza con un paño de agua. Además, recuerda cepillar de manera regular a tu mascota para deshacerte del pelo muerto y la suciedad, así se sentirá más fresco.

El papel del agua es fundamental para refrescar a un gato en verano, pero también hay que prestar atención a otros detalles. (Foto: Mustafa ezz en Pexels / Purina)
El papel del agua es fundamental para refrescar a un gato en verano, pero también hay que prestar atención a otros detalles. (Foto: Mustafa ezz en Pexels / Purina)

3. Ambientes frescos

Es indispensable que siempre esté en un lugar en el que corra aire fresco y haya espacios de sombra, de lo contrario podría sufrir un golpe de calor por las altas temperaturas. Además, asegúrate que las corrientes de aire no se dirijan directamente a tu mascota, pues el cambio brusco de temperatura también podría afectar su salud.

4. Dieta balanceada

El apetito de los gatos cambia durante los meses de verano, por lo cual puedes reducir un poco su ración de alimento seco y complementarlo con más alimento húmedo (lata o sobre). De esta manera, su alimento será más sabroso y tu gato se hidratará mejor, explican los especialistas que manejan el servicio gratuito Experto Purina de orientación y consultas nutricionales en el número de WhatsApp 936813745.


TAGS RELACIONADOS