Regañarlo cuando lo encuentres con las patas en el sofá es uno de los métodos de adiestramiento. (Foto: Tranmautritam / Pexels)
Regañarlo cuando lo encuentres con las patas en el sofá es uno de los métodos de adiestramiento. (Foto: Tranmautritam / Pexels)

No solo los perros necesitan adiestramiento al llegar a su nuevo hogar, los también deben pasar por ese proceso, pues su carácter los convierte en más independientes y no siempre siguen las normas básicas de convivencia, como no subirse al sofá.

Los felinos son más difíciles de domesticar y para lograr que obedezcan ciertas órdenes, se atraviesan por varios dolores de cabeza. Hacer que no se eche en el mueble y lo llene de pelos no es tarea imposible y aquí te mostramos algunas maneras de conseguir que tu sustituya ese espacio por otro de la casa.

Llámale la atención cuando esté en el sofá

Para que asocie que ese acto está mal, lo mejor es regañarlo cuando esté echado en el mueble, no luego de haberse bajado. La idea es hacerlo entender y no asustarlo con gritos, es por eso que se debe regular el tono de voz.

Usa técnicas básicas de adiestramiento

Los expertos recomiendan usar comandos de disciplina, es decir, palabras claves cortas como ‘no', ‘baja', ‘fuera’ siempre que se le encuentre en el lugar equivocado.

Acércate al animal y toma su cabeza con suavidad y dile el comando elegido. Luego tómalo y llévalo al sitio en donde quieres que se acueste como, por ejemplo, su cama.

Alternativas cómodas

Los gatos aman estar en el sofá; sin embargo, hay quienes buscan evitar a toda costa que eso suceda, pues los pelos y el olor se quedan impregnados. Es aquí donde debes tener una opción para enseñarle que no sea el piso. Puede ser una cómoda cama o un cojín de material similar al mueble de la casa.

Mantén tu postura

Si no quieres que el gato se suba al sofá, entonces no le permitas hacerlo cuando estés sentado ahí, de lo contrario se confundirá porque no logrará entender por qué sí puede subir en algunas ocasiones y en otras no. Debes ser firme en tu decisión.

Sé constante

En muchos momentos, el animal va a estirar su pata y colocarla lentamente en el sofá mientras te mira, esperando ver cuál es tu reacción, es ahí donde debes recurrir al comando de disciplina elegido y decirlo de forma firme. Acto seguido espera que se aleje o apártalo. Debes repetir las instrucciones las veces que sean necesarias hasta que veas buenos resultados.

Aleja el mueble de las ventanas

Uno de los motivos por los que suben a los muebles es para estar cerca de alguna ventana y así pueden llegar a ella para asolearse o mirar la calle. Lo mejor es que los apartes de ahí para que no se sientan atraídos.


¿Por qué tu gato no usa el arenero?

Los gatos tienen la fama de ser más limpios e independientes que los perros. Pero no todo es ideal en el mundo de los felinos porque, como sucede con todas las mascotas, presentan problemas de conducta que deben ser corregidos. Uno de ellos y el más recurrente en las clínicas veterinarias es el de dejar de usar el arenero y hacer sus necesidades fuera del mismo.

“El gato es un animal extremadamente inteligente. Cuando el felino no usa el arenero es porque está mostrando su fastidio por algo. Si está estresado y quiere demostrártelo, el felino sabe perfectamente qué hacer para que sepas que está molesto. El gato siempre va a demostrar lo que siente. Cuando te lo demuestra es de diferentes maneras, una de ellas es hacer sus necesidades en un lugar que no debería”, explica Rodrigo Rondón Herz a , miembro de la directiva del Colegio Médico Veterinario del Perú.

Si la arena está sucia, el gato dejará de usar la bandeja y usará otros sitios. (Pexels)
Si la arena está sucia, el gato dejará de usar la bandeja y usará otros sitios. (Pexels)

Es importante comprender que este conducta nos está indicando que nuestro gato no está bien y está intentándonos decir algo. No debemos tomarlo como una venganza hacía nosotros o pensar que lo hace adrede o para fastidiarnos. “Hay que analizar cada caso para saber qué está ocurriendo”, agregó.

En todo caso, es importante saber que detrás de este comportamiento siempre suele haber una patología o un problema de conducta, por lo que es recomendable hacérselo saber al veterinario para que pueda aconsejar. Hay que tener en cuenta también si la arena es la correcta o está lo suficientemente limpia (hay gatos un poco exigentes con esto) o si la bandeja es lo suficientemente grande para nuestro minino.

Por qué mi perro estornuda

Resfriado

Los perros también pasan por este cuadro como los humanos y la irritación de las vías respiratorias superiores hacen que presenten tos o secreciones mucosas. Esta condición se le pasará en pocos días y de no ser así, es mejor llevarlo al veterinario.

Alergia

Si tu perro estornuda cuando come o está cerca del polen, polvo, flores, moho, hierba, humo del tabaco o productos de limpieza del hogar, puede ser alérgico a ellos y al estornudar busca eliminar las sustancias que han entrado por su nariz.

Enfermedades respiratorias

Un virus puede ser el causante de que tu perro tenga constantes estornudos. Para saber que está sufriendo este proceso hay que prestar atención a otros síntomas como ojos o glándulas linfáticas hinchados, tos, moco, dificultades para respirar o cansancio.

Esto es el indicador de que tu  puede estar padeciendo de asma, bronquitis, neumonía, faringitis, moquillo, entre otros males, por lo que si estornuda mucho y se ahoga, debe recibir tratamiento cuanto antes.

Ácaros en la nariz

Los ácaros no solo afectan a las personas, sino también a los perros pues pueden alojarse en su nariz y causarles mucha picazón, lo que conlleva a los estornudos.

Estos pueden ingresar mientras excava en la tierra con su cara o si se acerca mucho a otro perros que está invadido por ellos.

VIDEO RECOMENDADO

La fidelidad de los gatos: ¿Tu minino realmente te quiere?

La fidelidad de los gatos: ¿Tu minino realmente te quiere?
Durante mucho, muchísimo tiempo, se ha dicho de los gatos domésticos que son animales muy convenidos. Pero

MÁS SOBRE GATOS


TAGS RELACIONADOS