El uso del enjuague bucal no debe sustituir al cepillado dental, sino complementarlo. (Foto: RODNAE Productions / Pexels)
El uso del enjuague bucal no debe sustituir al cepillado dental, sino complementarlo. (Foto: RODNAE Productions / Pexels)

El verano no solo trae sol y días de piscina o playa, sino también un cambio en la rutina diaria de los niños, así como su alimentación. Muchos de ellos acuden a vacaciones útiles o actividades fuera de casa en las que pueden ingerir dulces, comida chatarra, helados o uno que otro antojo que, a la larga, generan problemas en sus dientes. Es aquí donde la higiene bucal juega un papel importante para mantenerlos sanos y no descuidar la salud bucal y lleguen las temidas caries. ¿Quieres que tu hijo se acostumbre al ? ¿No sabes desde qué edad lo pueden usar? Aquí te dejamos algunos trucos para conseguirlo.

“Es importante que los niños desde temprana edad aprendan a cuidar su cavidad bucal con una buena higiene bucal que incluya un enjuague bucal para potenciar este cuidado; ya que, aportará grandes beneficios a su salud evitando la aparición de caries u otros problemas bucodentales. Se recomienda utilizar enjuagues bucales en niños a partir de los 6 años”, indicó Dafna Geller expresidente de la Sociedad Peruana de Odontopediatría.

¿Qué enjuague bucal es recomendable para niños?

La EADP (Academia Europea de Odontología Pediátrica) sostiene que los enjuagues bucales para niños deben tener mínimo 225ppm de flúor.

¿Cuándo y cómo se debe usar el enjuague bucal?

La especialista brindó algunos tips para ayudar a los más pequeños en casa a utilizar de manera correcta el enjuague bucal:

  • Probar y practicar: La especialista recomienda como primer paso utilizar primero agua como enjuagatorio para verificar que el pequeño no lo ingiera. Una vez realizado esto se irá al siguiente paso.
  • Medida y enjuague bucal correcto: Verter 5-10 mililitros de enjuague bucal en la propia tapa del producto o en un vaso. Asimismo, se recomienda que el enjuague bucal sea indicado para niños.
  • Tomarlo sin ingerirlo: Verter el contenido dentro de la boca, y mantenerlo durante aproximadamente 30 segundos o hasta 1 minuto. Es importante verificar que el niño no lo ingiera.
  • Escupir el enjuague bucal: Finalmente, se debe indicar al pequeño en qué momento se debe escupir el enjuague bucal. Realizarlo de manera diaria, ayudará al menor a aprender a realizarlo por sí mismo.

¿Qué se debe evitar en el uso del enjuague bucal?

La especialista indica que el uso del enjuague bucal no debe sustituir al cepillado dental. El complemento perfecto para la rutina de los pequeños del hogar es utilizar el enjuague bucal como sustituto del agua más el gel dentífrico de mínimo 1000 ppm de flúor. Asimismo, se deben evitar enjuagues bucales que contengan alcohol ya que podrían dañar la cavidad bucal.

Cabe resaltar que el Gobierno ha decretado que cada 12 de abril sea el Día Nacional de la Promoción y la Protección de la Salud Bucal Infantil, con la finalidad de evitar enfermedades que causen malestar en el desarrollo y bienestar físico y psíquico del menor.


Síguenos en nuestras redes sociales:


TAGS RELACIONADOS

Contenido sugerido

Contenido GEC

No te pierdas