Los cubiertos tienden a perder su brillo con las lavadas y este truco con bicarbonato de sodio les cambiará el aspecto. (Foto: Pixabay)
Los cubiertos tienden a perder su brillo con las lavadas y este truco con bicarbonato de sodio les cambiará el aspecto. (Foto: Pixabay)

Son un indispensable en el hogar y no siempre se les brinda el cuidado debido. Los cubiertos son usados varias veces durante el día y se someten al proceso de lavado constante, algo que puede volverlos opacos. Para las labores de limpieza hay diversos trucos caseros que se ponen en práctica y hoy te revelaremos por qué es importante que laves tus cucharas, tenedores y cuchillos usando . Así que toma nota.

Al momento de lavar los trastes, remover los restos de comida o grasa suele ser complicado en sartenes, ollas y platos, algo que ocasiona que nuestra vajilla pierda su brillo original.

Es aquí donde resulta vital mantener los cubiertos pulcros porque están en constante contacto con las bacterias de la boca y el bicarbonato de sodio tiene un increíble poder de limpieza. No solo elimina las bacterias y malos olores, sino que blanquea y acaba con manchas, además de dar brillo a las cosas.

A tus cubiertos debes sacarles todo el brillo y belleza que merecen para lucirse en la mesa. (Foto: cottonbro studio / Pexels)
A tus cubiertos debes sacarles todo el brillo y belleza que merecen para lucirse en la mesa. (Foto: cottonbro studio / Pexels)

Por qué usar bicarbonato de sodio al lavar trastes

Si quieres decirle adiós a tus cubiertos opacos, este truco casero es para ti. Y es que este producto blanco que normalmente tenemos en la despensa posee la capacidad de cambiar el pH de cualquier solución y reaccionar a los compuestos que le modifican el aspecto al metal de tus tenedores, cucharas y cuchillos.

¿Cómo utilizarlo? Pues es muy sencillo. Solo necesitarás colocar 3 cucharadas de bicarbonato de sodio en un recipiente y agregar agua poco a poco. La idea es que tengas una pasta que te permita cubrir tus cubiertos. Luego de unos segundos talla un poco y enjuaga, así los verás brillar nuevamente. Ahora si tus cubiertos están muy opacos, deja actuar la pasta por al menos 30 minutos antes de lavarlos.

Otro truco casero, si sientes que no te funcionó el anterior, es cubrir un recipiente con papel aluminio (la capa brillante debe quedar hacia arriba) y coloca tus cubiertos. Luego agrega agua muy caliente hasta que queden totalmente sumergidos y añade dos cucharadas de bicarbonato de sodio. Deja actuar por 30 minutos y lava una por una cada pieza. Seca con un paño suave y sorpréndete con el resultado.

Cuál es el orden correcto para lavar los trastes

  • Vasos: Lo primero que debes empezar a lavar son los vasos, tazas y/o copas, ya que son los que menos suciedad acumulan y necesitan de una esponja sin restos de comida para quedar impecables. Además se evita que choquen con otros trastes y puedan romperlos.
  • Platos: lo segundo en la lista son los platos hondos y extendidos, según explican desde . Lo ideal es primero enjuagar antes de lavar para retirar el excedente de comida.
  • Cubiertos: las cucharas, tenedores y cuchillos serán lo siguiente a lavar.
  • Sartenes: aquí ya tenemos un exceso de grasa, por lo que conviene lavarse casi al final para no ensuciar la esponja.
  • Ollas: esto es lo último que debes lavar al ser recipientes de mayor tamaño. Además, siempre es bueno remojarlas antes para que la grasa o comida pegada no sea tan difícil de retirar.

Síguenos en nuestras redes sociales:




Contenido sugerido

Contenido GEC

No te pierdas