Cuando estás de visita en una casa o recibes a alguien en la tuya, nunca permitas que laven los platos o trastes si crees en la espiritualidad. (Foto: RODNAE Productions / Pexels)
Cuando estás de visita en una casa o recibes a alguien en la tuya, nunca permitas que laven los platos o trastes si crees en la espiritualidad. (Foto: RODNAE Productions / Pexels)

Ya sea en domingo, por un cumpleaños o una fecha especial, cada hogar siempre recibe invitados para disfrutar de un almuerzo y/o cena. Si bien la mayoría solo agradece lo bien que estuvo la comida, otros suelen ofrecerse para , un gesto que es de buena voluntad, pero que no deberías aceptar. Mag te explica por qué es preferible evitar que otros laven tus platos.

El mundo está lleno de tradiciones y supersticiones y una en especial tiene que ver con el lavar los platos, cubiertos, vasos u ollas cuando se va de visita, por más que muchos lo tomen como una deferencia o señal de educación, agradecimiento o amabilidad cuando se es invitado.

Conoce por qué no debes lavar platos en casa ajena

La respuesta está en que cada casa o departamento tiene una energía especial y propia de sus integrantes. Se cree que cada vez que un invitado toca los objetos del hogar, deja sobre ellos una nueva huella de energía. Esto no quiere decir que no recibas visitas.

“Los platos tienen una energía poderosa y están asociados precisamente con los dueños de la casa, y el toque de las manos de otras personas mientras se lavan puede quitarle la felicidad a la familia”, explicó Mileydi Rodriguez, terapeuta holística, en su cuenta de Instagram.

Sucede también que después de que se van las visitas, las vibraciones cambian en el hogar y no tiene que ver necesariamente con la malicia de quienes llegaron, sino con que los objetos y las paredes terminan por absorber su estrés y preocupaciones. Por más que sean personas buenas, dejan su huella energética.

Desde agregan que si los invitados se ofrecen amablemente para ayudar “debes agradecerles su propuesta y rechazarla educadamente”. Igual si estás de visita no te ofrezcas porque impregnarías tu vibración en un espacio que no te pertenece y se pueden provocar bloqueos energéticos que dañan las dinámicas familiares. Además, si bien esto tiene que ver con presagios y supersticiones, es la propia elección de cada uno seguirlo o no.

Es obligatorio lavar los platos después de cada comida

Desarrollo de bacterias: los restos de comida que quedan en los platos o tenedores pueden favorecer la aparición de bacterias. Si no se limpiar de inmediato puede generar efectos negativos en las personas. Esto también sucede si los dejas enjabonados y no los lavas.

Higiene: según explican desde , “una cocina que esté repleta de platos sin lavar es un motivo más que hace que se hospeden una cantidad de bacterias con un alto potencial patógeno”.

Desde destacan que no hay nada mejor que lavar los platos el mismo día o en el mismo momento en que los has usado, para evitar que algo se reproduzca o quede pegado directamente a lo largo de tu cocina, como, por ejemplo, “la campylobacter, causante de muchas intoxicaciones no deseadas y se encuentra mucho en tablas o cuchillos donde el pollo o la carne cruda se preparan”.

Cuál es el orden correcto para lavar los trastes tras cocinar

  • Vasos: Lo primero que debes empezar a lavar son los vasos, tazas y/o copas, ya que son los que menos suciedad acumulan y necesitan de una esponja sin restos de comida para quedar impecables. Además se evita que choquen con otros trastes y puedan romperlos.
  • Platos: lo segundo en la lista son los platos hondos y extendidos, según explican desde . Lo ideal es primero enjuagar antes de lavar para retirar el excedente de comida.
  • Cubiertos: las cucharas, tenedores y cuchillos serán lo siguiente a lavar.
  • Sartenes: aquí ya tenemos un exceso de grasa, por lo que conviene lavarse casi al final para no ensuciar la esponja.
  • Ollas: esto es lo último que debes lavar al ser recipientes de mayor tamaño. Además, siempre es bueno remojarlas antes para que la grasa o comida pegada no sea tan difícil de retirar.

Trucos caseros para limpiar y dar brillos a las copas

1. Vinagre blanco

  • Después de usar las copas, lo más efectivo es agregar agua tibia para evitar que las manchas del vino se sequen y facilitar su lavado.
  • Si te olvidas de este paso necesario en el prelavado, lo puedes solucionar poniéndolas en remojo durante unos minutos con agua tibia y una gota de vinagre blanco.
  • Este truco también ayuda a que queden brillantes y resplandecientes, para lo que necesitarás secarlas con un paño de microfibra.

2. Algodón

  • Si queremos que las copas queden súper brillantes, luego de lavarlas hay que pasarles un algodón humedecido con agua y vinagre blanco.
  • Dejarlas secar al aire.

Síguenos en nuestras redes sociales:


TAGS RELACIONADOS