Si tu perro lleva más de un día con los ojos rojos, no dejes pasar esa señal.  (Foto: Pixabay)
Si tu perro lleva más de un día con los ojos rojos, no dejes pasar esa señal. (Foto: Pixabay)

Con las hay que tener mucho cuidado y prestar atención a cada detalle que pueda parecer extraño en su comportamiento o en su cuerpo. En el caso de los , en algunas ocasiones pueden estar con los ojos rojos y no debe ser algo que pasemos por alto.

El que estén inflamados y enrojecidos puede deberse a diversos factores como el exceso de sangre en los párpados (hiperemia) o en los vasos sanguíneos, problemas en la conjuntiva, proceso inflamatorio en el interior del ojo o un cáncer ocular.

Aquí te detallamos las razones de por qué los ojos de tu perro se ponen rojos para que identifiques lo que está pasando y lo puedas llevar a un veterinario.

Irritación

Que estén enrojecidos puede ser causa del roce de la pata o porque le entró alguna suciedad en los ojos, esto no debe durar más de un día. Sin embargo, la cosa se complica si se trata de un glaucoma agudo que podría ocasionar la pérdida de la visión.

Es importante ver si el ojo presenta otros cambios como la presencia de un color azulado o blanquecino en la córnea que puede deberse a una úlcera corneal.

Enfermedades oculares

  • Epiescleritis: inflamación de los vasos sanguíneos que se trata con eteroides.
  • Glaucoma: presión ocular que provoca dolor e inflamación del ojo; se trata con gotas.
  • Uveítis: es una inflamación del ojo debido a un trauma o como reacción a una infección en otra zona del cuerpo. Se administran gotas.
  • Conjuntivitis: ocurre debido a una enfermedad autoinmune, pero también a causa de una infección o trauma que se trata con antibióticos.

Ojo de cereza

Esta es una enfermedad típica de ciertas razas como los Cocker y se caracteriza por una bolita de tamaño variable y de color rojo en el ángulo más próximo a la nariz, o incluso en los dos ojos. La única solución a este problema es quirúrgica para que no derive en otras complicaciones.

Si los ojos de tu perro se mantienen rojos por más de un día es vital que lo lleves a un veterinario y que nunca se le aplique algún colirio sin recibir asesoramiento. No hay nada mejor que prevenir siguiendo pautas de higiene diarias en las mascotas.

Los perros necesitan mayor atención de parte de sus dueños para saber si padecen algún problema de salud. (Foto: Pixabay)
Los perros necesitan mayor atención de parte de sus dueños para saber si padecen algún problema de salud. (Foto: Pixabay)

Cómo saber si tu perro o gato está enfermo

No todos los gatos y perros muestran de la misma forma que se encuentran mal o padecen dolor. Pero, ¿en qué debemos fijarnos y tener en cuenta para saber detectar si nuestro perro o gato está enfermo?:

Desánimo y desinterés

Uno de los primeros síntomas a tener en cuenta es si el gato o el perro reduce, de la noche a la mañana, su nivel de actividad o come menos. La apatía, la falta de interés y las pocas ganas de jugar o interaccionar con las personas pueden ser una primera señal de alerta.

Temperatura corporal

Gatos y perros tienen una temperatura corporal distinta a la de los humanos. Su temperatura corporal normalmente oscila entre los 38 y los 39 grados. Si se puede colocar el termómetro al animal, que no es fácil, y aparece un temperatura por encima de los 39, acude al veterinario de inmediato.

Observar los ojos

Es un buen indicador de su estado de salud. Hay secreciones lacrimales, no obstante, que son normales, siempre que no sean de color verde o amarillo. Hay razas más predispuestas a las secreciones lacrimales, como los perros yorkshire o el maltés.

Problemas digestivos

En los gatos no es raro que el animal vomite puntualmente. Otra cosa bien distinta es si el gato vomita cuando ingiere comida o incluso tan solo bebiendo agua. Si sucede esto, hay que acudir al veterinario.

Orina

Si el gato o el perro bebe constantemente agua y orina repetidamente, con mucha más frecuencia de la habitual, hay que ponerse en alerta y llevar al animal al veterinario. No es fácil de detectar, especialmente en verano, cuando los animales beben más agua.

Razones por las que deberías entrenar a tu perro

Estimular el cuerpo y la mente

Todos los animales son inteligentes, sensibles y tienen mucha energía que gastar. Aunque muestren diferentes personalidades y necesidades, requieren una constante estimulación física y cognitiva para llevar una vida feliz. El sedentarismo no es un estilo de vida positivo o saludable para ninguna especie.

El adiestramiento es el ejercicio más completo que podemos ofrecer a nuestras mascotas. Educar a tu perro es un proceso que permite presentarle constantemente nuevos desafíos. Con el refuerzo adecuado, tu compañero permanecerá motivado, mostrándose predispuesto a aprender algo nuevo.

Fomentar interacciones positivas

Educar a tu mascota también va más allá de las órdenes de adiestramiento. La socialización es parte importante de la educación de cualquier animal de compañía. Porque durante este proceso, ellos aprenden a relacionarse de forma positiva con los demás individuos y estímulos de su entorno.

Gran parte de los problemas de comportamiento, como la agresividad y la protección de recursos, deriva de una mala socialización. Además, las mascotas que no fueron debidamente socializadas no tienen la oportunidad de desarrollar su confianza. En consecuencia, suelen tener dificultad de interactuar con otros, mostrándose excesivamente miedosas o nerviosas en la presencia de extraños.

Simplificar tu vida

Al entrenar a tu mascota, lograrás simplificar una serie de procesos. Por ejemplo, llevar al veterinario a un animal que no está adaptado a su kennel (transportín) es un dolor de cabeza. Un paseo con un perro que ladra a todo el mundo o tira demasiado de la correa, resulta bastante estresante. Y ni que decir de intentar cortar las uñas a un perro que no está habituado con este tipo de manipulación.

Al incentivar que nuestra mascota se adapte a los elementos y estímulos de su vida cotidiana, evitamos exponerla a contextos de elevado estrés y fortalecemos nuestro vínculo. Incluso seremos capaces de planificar un viaje de vacaciones en su compañía, algo que tal vez se te haya cruzado por la mente.

Cómo hacerlo:

  • Para empezar, ya debe dominar el comando “siéntate”.
  • Abre la mano en frente de él y dile "quieto".
  • Camina 2 pasos hacia atrás y premiarlo si se quedó quieto.

VIDEO RECOMENDADO

¿Qué sueñan los perros?

¿Los perros sueñan? Mira qué pasa por la mente de tu mascota cuando descansa (27/06/2020)

MÁS SOBRE PERROS


TAGS RELACIONADOS