Tortillas de harina. (hekoer_1|Pixabay)
Tortillas de harina. (hekoer_1|Pixabay)

En , una tortilla de es un pan aplanado de harina de trigo, sin levadura. Forma parte del repertorio alimenticio diario en el norte del país, a diferencia del centro y el sur, donde se acostumbra más las . A pesar de esto, las tortillas de harina son consumidas en todo el territorio mexicano. Las tortillas son utilizadas para preparar quesadillas.

MIRA: Cómo hacer churros caseros

INGREDIENTES

MIRA: El truco para que las papas fritas te queden perfectas

PREPARACIÓN

  1. Mezcla la sal, harina y polvo para hornear en un tazón. Incorpora la manteca hasta que la mezcla forme una especie de migajas.
  2. Agrega el agua y mezcla hasta que la masa se empiece a formar. Si es necesario, agrega más agua (1 cucharadita a la vez) hasta que la masa forme. Cubre con un trapo húmedo limpio y deja que repose durante 15 minutos.
  3. Divide la masa para en 12 bolitas. Extiende las bolitas con un rodillo sobre una superficie ligeramente enharinada. Forma tortillas de aproximadamente 18 cm de diámetro.
  4. Cocina sobre un comal sin engrasar a fuego alto hasta que aparezcan algunas manchas de color café. Mantén las tortillas tapadas y calientes con una toalla limpia hasta servir.
Mira también:

FICHA

Dificultad: media.

Tiempo: 50 minutos.

Porciones: 12.

Calorías: 218 (100 gr).

Recetas con tortillas de harina

Las tortillas de harina son un elemento vital en cualquier cocina y permiten crear deliciosos platillos que no son complicados. Además, las preparaciones son muy rápidas y te pueden salvar para la cena o al almuerzo cuando no tengas mucho tiempo.

Con ellas puedes preparar unos deliciosos burritos de pollo y queso, burritos vegetarianos, quesadillas con verduras, sopa de tortilla, entre otros.

Para que disfrutes de las tortillas de harina, te dejamos el paso a paso de cómo hacer unos deliciosos burritos.

Ingredientes:

  • 200 gramos de pechuga de pollo cortada en cubitos
  • 2 tortillas de harina
  • 1 pimiento morrón verde cortado en cuadritos
  • 1 cebolla mediana picada en cuadritos
  • 100 gramos de queso manchego
  • Aceite
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación:

  1. En una sartén pon un poco de aceite y sofríe la cebolla. Luego incorpora el pimiento, pollo, sal y pimienta. Deja cocer por 20 minutos sin dejar de mover.
  2. Agrega el queso manchego y revuelve hasta que se derrita.
  3. Calienta las tortillas y rellénalas de la preparación. Enrolla y forma un tubo.
  4. Sirve tus burritos de pollo y queso acompañados de guacamole.


¿Por qué es importante cernir la harina para tu receta?

Cernir o tamizar la harina es muy importante para tu receta. (jacqueline | Flickr)
Cernir o tamizar la harina es muy importante para tu receta. (jacqueline | Flickr)

En principio, la principal función de cernir o tamizar los ingredientes secos es evitar que queden grumos en la masa. Generalmente, las harinas se guardan en zonas con algo de humedad, y estas comienzan a formar pequeñas bolitas que luego son difíciles de deshacer si ya se encuentran junto a los demás ingredientes de la receta. Por eso, al cernir este alimento, se evita que pasen estas formas indeseadas.

De la misma forma, cernir la harina ayuda a separar bien cada partícula e incorporar aire, esto ayuda a que la mezcla sea más ligera, quede mucho más esponjosa y crezca. De hecho, es importante revisar la cantidad de la harina antes de hacer la masa. Si la receta indica que se necesitan tres tazas de harina tamizada, no pueden pesarse las tres medidas y luego tamizarla, pues el volumen no será el mismo.

Asimismo, cuando la harina es de dudosa procedencia o lleva demasiado tiempo almacenada, es probable que tenga algún bichito. Allí es mucho más importante el tamizado, pues evita que estos agentes desagradables formen parte de la preparación. Finalmente, si la misma se tamiza junto con los otros ingredientes secos, se ayuda a que todos se integren mucho mejor y el resultado será óptimo.

¿Cómo ahorrar dinero al cocinar?

Evita las verduras ya cortadas

Ser un poco perezoso en la cocina suele salir caro, así que a la hora de ahorrar lo primero es tener un cuchillo y demostrarte a ti mismo que eres capaz de cortar esa cebolla o zanahoria. No te harás millonario, pero si practicas mucho eso del corte puede que te ahorres algunos centavos para un gustito.

Nada de desechar verduras y frutas: cremas y batidos

Aquí no se desperdicia nada, como diría la abuela, y más si queremos ahorrar. Las frutas y verduras que estén un poco marchitas pueden tener una segunda vida en forma de sustanciosas cremas y refrescantes batidos. ¿Un plátano mustio? A la batidora con un yogur y tenemos un delicioso batido.

Haz caldos

No sólo como ingrediente para otras preparaciones, sino para improvisar una sopa salvadora. Comprarlo hecho no siempre es buena idea. Pon un día la olla y preparar unos litros de caldo para, de paso, aprovechar algunas de esas verduras que ya no están para aguantar más tiempo.

Busca productos de temporada

El sentido común es básico a la hora de hacer las compras y pensar en el menú de la semana o el mes. Si somos de ir al mercado será fácil saber qué está de temporada porque será lo más económico. A partir de ahí, sólo hay que pensar qué cocinar con eso que hemos comprado a buen precio en el supermercado.

VIDEO RECOMENDADO

El truco para que no se pegue a la olla

Arroz blanco, el truco infalible para que no se pegue a la olla| Video

TE PUEDE INTERESAR

MÁS VIDEOS

El truco para que los huevos estrellados salgan perfectos

¿Cómo hacer unos huevos estrellados perfectos y sin aceite?: conoce el truco de la preparación

El truco para que las papas fritas te salgan crujientes

Papas fritas crujientes, ¿cuál es el truco para que queden perfectas?

El truco para no llorar cuando cortas cebolla

El truco para no llorar cuando cortas cebolla

Alimentos para bajar la presión sanguínea

Alimentos para bajar la presión sanguínea