La morcilla es un embutido típico que no puede faltar en la mesa. (Imagen: bogitw / Pixabay)
La morcilla es un embutido típico que no puede faltar en la mesa. (Imagen: bogitw / Pixabay)

La morcilla es uno de los embutidos más populares alrededor del mundo. Por eso mismo, este alimento que se elabora principalmente con sangre de cerdo puede encontrarse en diferentes países; sin embargo, por mucho que esté unida a la comida tradicional, es recomendable consumirlo de forma esporádica.

De acuerdo a la , 100 gramos de este producto equivale casi 450 kilocalorías que vienen, en su mayoría, de las grasas. Con respecto a su preparación en la cocina, hay un truco casero para lograr que la morcilla quede perfecta con un interior jugoso. Sí, tal como lees. Aquí tienes los pasos a seguir.

Cómo hacer para que no se rompa la morcilla

Primero necesitas limpiar la morcilla de manera correcta y añadir el aceite a la sartén. Según explica el famoso cocinero Karlos Arguiñano, es fundamental quitarle la piel antes de freír. Para ello, debes realizar un corte transversal con el cuchillo afilado.

“Porque así, luego la piel, no se arruga y cuando cortes la morcilla y la frías, no se va a romper. Si lo cortas con la piel, se arruga la piel y se rompe la morcilla”, menciona Arguiñano en su espacio televiso .

Karlos Arguiñano enseña cómo cortar la morcilla. (Imagen captura: cocina abierta)
Karlos Arguiñano enseña cómo cortar la morcilla. (Imagen captura: cocina abierta)

Después de seguir este importante paso, necesitas partir la morcilla en pequeños pedazos. Una vez que tengas los trozos listos, llévalos a la sartén: el chef aconseja freírlos por ambos lados durante minuto y medio.

Eso sí, para quitar el exceso de grasa, no sería mala idea colocar los embutidos una vez fritos sobre papel de cocina. De esta forma, las morcillas tendrán un mejor resultado y quedarán muy crujientes sin hacer demasiado esfuerzo.

Trucos para alargar la vida del aceite de freír

Sigue estos consejos de .

  • Mantén el aceite de cocina lejos de la luz y el calor para evitar que se oxide.
  • Tapa la freidora o sartén. Cuanto menos contacto tenga con el oxígeno, más alargará su vida el aceite.
  • Freír a menos de 180 Cº y sin mucha cantidad de producto a la vez (cerca de 150-200 gramos por litro de aceite). Si la temperatura de la cocina es mayor corremos el riesgo que se formen compuestos tóxicos en el aceite.
  • No esperar a que el aceite se enfríe entre tanda y tanda de alimentos.

¿Cuánto dura el aceite de oliva una vez abierto?

Si el envase del aceite de oliva ya lo abriste se reduce el tiempo de durabilidad. Es probable que el aceite de oliva dure al menos seis semanas, se explica en . No obstante, si tienes con consideración algunos cuidados, lo puedas utilizar unas semanas más.

Trucos para saber si el aceite está listo para freír

  • Un pedacito de pan. El truco más conocido es agregar un trocito de pan, si este se dora ligeramente significa que está listo para freír.
  • Mojar los dedos. Otro truco es mojar los dedos en agua y salpicar ligeramente — con mucho cuidado, claro está— sobre el aceite. Si chisporrotea está listo para freír.
  • Maíz. De acuerdo al portal , si agregas un poco de este cereal a la sartén y ves que se convierte en palomita, significa que “está en su punto”.
  • Diente de ajo. Este método también es muy efectivo para saber si el aceite está listo para freír. Si llega a dorarse, entonces agrega los demás ingredientes.

Síguenos en nuestras redes sociales: