Mujer sacando el mantel de la mesa. (Imagen: cottonbro studio / Pexels)
Mujer sacando el mantel de la mesa. (Imagen: cottonbro studio / Pexels)

Los manteles son los adornos más utilizados en los , ya que protegen la superficie de la mesa de manchas producidas durante la comida. Si bien pueden ser fabricados en diferentes materiales, es importante tomarse el tiempo necesario para conservarlos.

En ese sentido, te damos algunos o infalibles consejos para que los manteles no pierdan la calidad a lo largo de los años y luzcan impecables.

Cómo lavar los manteles de forma correcta

Antes de lavar, puedes remojar el mantel en una mezcla de bicarbonato y agua. Eso sí, debes mirar bien la etiqueta y respetar las instrucciones. Los expertos no recomiendan combinar la tela blanca con ropa de color. También asegúrate de no cargar en exceso la lavadora.

Si los manteles han estado guardados mucho tiempo y presentan diversas manchas amarillas, necesitas aplicar zumo limón en las zonas afectadas. Tras esperar unas horas, lávalos con detergente en polvo.

Dicho todo esto, desde el sitio especializado aconsejan usar agua fría para lavar el mantel de algodón 100%. En caso de que tenga un tejido delicado, utiliza una mezcla de 2 litros de agua, 250 mililitros de agua oxigenada y detergente.

Cómo planchar y acabar con arrugas de los manteles

Ahora bien, los manteles se planchan mejor si están húmedos. Sí, tal como lees. ¿Cómo hacerlo? Primero pasa el pequeño electrodoméstico en línea recta, sin realizar círculos, por el revés. Cuando hay iniciales bordadas, lo mejor es poner una toalla blanca gruesa sobre la tabla de planchar y encima de la tela.

Cómo guardar manteles sin que se arrugue

En cuanto al cuidado, una perfecta idea es buscar un tubo de cartón para enrollar y guardar el mantel. Otra sencilla forma es envolverlo con papel tisú o una funda vieja de almohada. Resulta clave guardarlo en un lugar alejado del polvo y de la humedad.


Síguenos en nuestras redes sociales: