Una persona lavando las fresas con agua. | Imagen referencial: Anna Shvets / Pexels
Una persona lavando las fresas con agua. | Imagen referencial: Anna Shvets / Pexels

Las son una de las frutas que se pueden consumir en cualquier temporada del año. Es rica en antioxidantes y minerales como manganeso, magnesio y potasio y, además, son muy sabrosas; sin embargo, no todo es color de rosa puesto que pueden absorber pesticidas y bacterias fácilmente. ¿Sueles solo con agua? En esta nota te diremos por qué no basta con lavarlas únicamente con agua y qué se recomienda.

MIRA TAMBIÉN | Utiliza los rollos de papel higiénico para decorar tu casa u oficina con estas 4 ideas creativas

De acuerdo al portal , si una persona solo las lava con agua está expuesto a contraer algunas enfermedades, puesto que pueden contener agentes nocivos para la salud como parásitos, sus huevos o incluso restos de pesticidas.

Asimismo, se debe tomar en cuenta qué fresas elegimos para llevarlas a casa. ¿Cómo así? verificar que estén en buen estado, descartando aquellas que presenten imperfecciones.

Sobre este último punto nos referimos a las fresas con moho, golpes o presenten zonas blandas. Lo ideal es guiarse por el color y una cantidad razonable que se vaya consumir por un periodo máximo de 3 días.

Según declara a Insider Andrea Mathis, dietitsta-nutricionista y propietaria de Beautiful Eats & Things, citado por el portal , la mayoría de las personas no son conscientes de que las fresas tienen similares características a las de una esponja, es decir, pueden absorber pesticidas y bacterias fácilmente.

Al lavarlas únicamente con agua no se eliminará del todo los parásitos o restos de pesticidas, por lo que en las siguientes líneas te diremos la forma correcta de hacerlo con vinagre.

Cómo lavar las fresas correctamente

El método más efectivo para desinfectar y lavar las fresas de forma correcta es con vinagre. Para ello se debe colocar en un recipiente una solución líquida con agua fría y vinagre a partes iguales.

¿Todo bien hasta ese punto? el siguiente paso será introducir las fresas y dejarlas sumergidas una media hora. Al momento de sacarlas, puedes emplear un cepillo de dientes para frotarlas cuidadosamente y aclararlas con agua. Finalmente, sécalas con papel de cocina y eso será todo.

Si no cuentas con vinagre, también puedes utilizar sal, bicarbonato, lejía o cloro. Lo ideal es siempre emplear un producto que arrase con los parásitos y restos de pesticidas, por ello es un error lavarlas solo con agua.


Síguenos en nuestras redes sociales: