Ahora que estamos entrando en la época de primavera, son muchas las mujeres que desempolvarán esos que llevan buen tiempo guardados en el para lucirlo con total seguridad. Esto puede ser un gran motivo para reafirmar nuestros ideales y autoestima, pero también un serio problema si perdiste algunas libras en los últimos meses.

MIRA TAMBIÉN | Qué son y para qué sirven las bolsitas de gel que vienen en las cajas de zapatos

¿Por qué significaría un problema? Por el simple hecho que el vestido no te quedará como antes y te veas en la necesidad de llevarlo a una costurera para que realice los cambios o, en el peor de los casos, comprar uno nuevo.

Esto ya no será necesario gracias a estos sencillos que traemos a continuación, en donde podrás hacer estos ajustes tú misma sin necesidad de coser. ¿Es posible eso? Claro que sí y aquí lo compartimos.

Cordón de zapatos

Para este truco solo debes necesitar un cordón de zapato y dos imperdibles. El primer paso será darle vuelta al estadio y colocar en las costuras laterales los dos imperdibles. Acto seguido, por la parte de la espalda, tienes que pasar el cordón entre los dos elementos y átalo acorde a tus gustos.

Aro y la goma

De acuerdo al portal , para este truco casero tienes que necesitar un aro metálico y una goma de pelo. El procedimiento es fácil y sencillo. Tan solo debes elegir en qué pate del vestido quieres que se vea como un efecto fruncido.

Esto lo hará posible el aro, ya sea por delante, detrás o a un lado. Dentro del vestido, mete el aro y cúbrelo con la tela. Posteriormente, tendrás que asegurarlo con la goma y asunto solucionado.

Un imperdible

Para este truco solo necesitas un imperdible. Dale la vuelta al vestido, correcto, luego cuélgalo en un perchero. El truco está en hacer un pequeño fruncido en medio de la espalda y asegurarlo con un imperdible, de acuerdo al medio citado anteriormente.

Hazlo cintura media baja

Según el portal , una buena opción es transformarlo en cintura media baja. La clave está en medirlo desde justo bajo tu línea del pecho hasta el ensanche de tus caderas. ¿Hasta ahí todo bien? Seguimos.

Debes recoger la tela desde el interior de la parte que hay debajo del pecho hasta la zona de tus caderas. Esto se tiene que realizar a lo largo hasta los laterales de la costuras. Después tira la tela suavemente y tiene que quedar equitativamente hacia las costuras de la izquierda y derecha. Luego inserta alfileres rectos para sujetar la nueva forma del vestido.

Acto seguido, da una puntada al lado de los alfileres y vuélvelo a hacerlo hacia atrás para reforzar la puntada. Eso será todo. ¿Cómo sabré si quedó bien? El vestido tiene ajustarse correctamente al cuerpo de una persona y justo debajo de las caderas. Asimismo, procura dejar un margen de costura de 0,25 pulgadas (0,63 cm).


Síguenos en nuestras redes sociales:


Contenido sugerido

Contenido GEC

No te pierdas